La última etapa del Dakar 2020 será recortada

Sergio Lillo

Haradh (Arabia Saudí).- Lo que iba a ser una etapa de infarto, finalmente se quedará en una especial de 166 kilómetros cronometrados. La organización del Dakar ha tenido que cambiar sus planes, en los que figuraba una cronometrada de 374 km, y reducir el fin de fiesta debido a unas obras de construcción de gasoductos.

En las inmediaciones de Haradh, zona petrolera de Arabia Saudí, la empresa estatal está realizando obras de construcción de nuevas conducciones del gas producido en sus refinerías y precisamente por ahí pasaba la especial diseñada por David Castera y su equipo hace unos meses. 

Así, los pilotos completarán un enlace de 130 kilómetros desde el vivac hasta el inicio de la cronometrada, para luchar contra el cronómetro –y la navegación– durante 166 kilómetros, antes de poner rumbo a Qiddiyah (a 40 km de la capital, Riad) con una neutralizada de 120 km. Una vez allí, en los cuarteles generales del macroproyecto de entretenimiento, completarán 20 kilómetros de exhibición (llamados Grand Prix de Qiddiyah) que no contarán para la general, pero que están obligados a completar para acabar el rally. 

A pesar de esta decisión de última hora, David Castera asegura a Motorsport.com: "Hemos cambiado la parte inicial de la etapa, pero la que queda es la más complicada de navegación. Seguro que se van a perder, te lo digo sinceramente. Pueden perder 5-10 fácilmente. Mañana pueden pasar muchas cosas todavía".

También lee:

Peterhansel recorta y Sainz aguanta a un día del final del Dakar 2020Quintanilla se acerca, pero Honda acaricia el Dakar

Qué leer a continuación