El estreno rojiblanco provoca desencanto

·1  min de lectura

Ramón Treviño, enviado

PUEBLA, Pue., enero 9 (EL UNIVERSAL).- Un empate insípido para un Guadalajara que se presentó como candidato al título del Guardianes 2021 y decepcionó.

Las Chivas apenas rescataron el punto (1-1) en su visita a Puebla, sin mostrar actitud para salir campeones en el semestre, una obligación para Víctor Manuel Vucetich y compañía.

Un gol de Miguel Ponce, con la complicidad del portero Antony Silva, salvó al Rebaño de un papelón, por las grandes expectativas que creó previo al nuevo certamen de la Liga MX.

A las Chivas les otorgaron un penalti y Jesús Molina —por alguna razón— tomó el balón para cobrar la pena máxima… el esférico pasó por fuera y muy lejos del poste. La equivocación fue bien aprovechada por el Puebla, que se adelantó en el marcador con un gol de Santiago Ormeño, al minuto 36.

Para la segunda parte, obligado a ir por el empate, Víctor Manuel Vucetich adelantó líneas, sacrificó al juvenil Eduardo Torres y mandó a Alexis Vega al ataque. El resultado fue inmediato, cuando Miguel Ponce, a larga distancia, igualó los cartones (46’) en el Cuauhtémoc.