Estremecedor. El grito del jugador de Godoy Cruz que se chocó con un palo por evitar un gol de River

LA NACION
·1  min de lectura

El choque resultó impactante. La desesperación del jugador tomándose la pierna tras impactar contra el palo es todo un símbolo. Pero lo que resultó estremecedor es el grito de dolor por un golpe que fue brutal en el intento de evitar el gol de Lucas Pratto. El defensor de Godoy Cruz que sufrió por esta acción es Marcelo Herrera, que pudo evitar la conquista del conjunto millonario, pero tuvo que dejar la cancha por un corte que sufrió en la tibia.

Federico Girotti, el goleador inesperado de River que vale 20 millones de euros y soñaba con ser piloto

Herrera se jugó todo rechazar la pelota, tras un toque sutil de Pratto por encima del arquero Nelson Ibáñez. El defensor se tomó de inmediatamente la pierna y en la TV se alcanzó a escuchar los gritos desesperados de dolor del futbolista. Parecía que el impacto había sido en la rodilla derecha, sin embargo, después se pudo corroborar que había sido en la tibia.

Si bien logró su cometido, evitar el gol, Herrera a los cuatro minutos del primer tiempo no pudo seguir en el campo de juego y el entrenador de Godoy Cruz, Diego Martínez, se vio obligado a reemplazarlo por Gonzalo Goñi.

Herrera fue trasladado de inmediato al vestuario, donde lo evaluaron y tras el encuentro se pudo saber que el defensor no sufrió ninguna lesión ósea ni ligamentaria y que apenas recibió algunos puntos en el corte que se le produjo por el choque con el poste.