Esto sucede con la mercancía de "campeón" de los equipos que pierden el Super Bowl

Yahoo Deportes
Patrick Mahomes luce una camiseta y una gorra alusivas al campeonato recién ganado con los Chiefs. (Photo by Tom Pennington/Getty Images)
Patrick Mahomes luce una camiseta y una gorra alusivas al campeonato recién ganado con los Chiefs. (Photo by Tom Pennington/Getty Images)

Tras ganar el Super Bowl LIV, miles de aficionados buscarían un recuerdo del ansiado triunfo de su equipo tras 50 años de sequía, por lo que el domingo por la noche las tiendas de artículos deportivos en el área metropolitana de Kansas City, comenzaron a prepararse para atender la avalancha de compradores.

Los fanáticos se alinearon afuera de las puertas mientras los trabajadores abrían cajas de camisetas, sombreros, sudaderas y otros artículos, cada uno con el logotipo de los Chiefs y los Campeones del Super Bowl LIV.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

LEER | Tras ganar el Super Bowl, jugador de los Chiefs celebra pagando la tarifa de adopción de perros en un refugio

Pero al otro lado del país, en la costa del Pacífico, las cajas en el área de la Bahía permanecieron cerradas. La mercancía de los 49s de San Francisco que los enunciaba como Super Bowl LIV Champions, nunca verá la luz, al menos en los Estados Unidos.

¿Qué sucede con toda esta mercancía que señala algo que nunca sucedió? La NFL se queda con resto del inventario que por obvias razones se vuelve imposible de vender, y la misma liga encontró cómo deshacerse de todo este producto a través de la caridad.

Artículos de los Chicago Bears y los Indianapolis Colts antes del Super Bowl XLI, en enero de 2007. (AP Photo/Michael Conroy, File)
Artículos de los Chicago Bears y los Indianapolis Colts antes del Super Bowl XLI, en enero de 2007. (AP Photo/Michael Conroy, File)

Antes de 1997, la NFL simplemente destruía la mercancía ‘perdedora’, sin embargo desde hace más de dos décadas, contrató los servicios de dos organizaciones benéficas para enviarla a personas de escasos recursos en todo el mundo.

Sin duda muchos fanáticos de algunos equipos perdedores con mucho gusto gastarían dinero en una camiseta que los presentara como campeones, pero la NFL no vende estas prendas de ‘realidad alternativa’ precisamente para evitar la confusión de los consumidores y menguar la victoria de los ganadores.

“Si bien un aficionado puede encontrar una camiseta de campeonato inutilizable, interesante y divertida, como una jocosa novedad, no queremos caer en hacerle burla al equipo que perdió”, dijo Anna Isaacson, vicepresidenta del área de responsabilidad social de la NFL. 

Actualmente la NFL contrata los servicios de Good360, una organización sin fines de lucro con experiencia en redistribuir el exceso de inventario corporativo a organizaciones benéficas de todo el mundo. Cada año, Good360 y la liga comienzan a coordinar sus planes de distribución varias semanas antes de los playoffs. 

Chris Wrenn, fundador de la ropa deportiva de la marca Sully, posa al lado de montones de camisetas sin imprimir compradas en anticipación de la victoria del Super Bowl LII de los New England Patriots que nunca ocurrió, el 5 de febrero de 2018.(Photo by Dina Rudick/The Boston Globe via Getty Images)
Chris Wrenn, fundador de la ropa deportiva de la marca Sully, posa al lado de montones de camisetas sin imprimir compradas en anticipación de la victoria del Super Bowl LII de los New England Patriots que nunca ocurrió, el 5 de febrero de 2018.(Photo by Dina Rudick/The Boston Globe via Getty Images)

Para satisfacer la demanda de los fanáticos que buscan una prenda conmemorativa, la mercancía debe estar a la mano en las ciudades de los equipos que juegan en los campeonatos de las conferencias, así como en el Super Bowl obviamente, pero la mitad de esa mercancía debe retirarse una vez que finalicen todos los partidos.

Es en ese momento en el que la NFL comienza el proceso de hacer un inventario de todo el exceso de mercancía del otro equipo que no logró coronarse. Dicho inventario se encuentra en una sede que se mantiene en secreto.

LEER | El increíble precio de un hotdog en el Super Bowl que nos quitó el hambre del susto

Al mismo tiempo, Good360 trabaja en su propia red mundial de organizaciones benéficas, tratando de coordinar el lugar adecuado con la mercancía adecuada. Hace varios años, la liga proporcionó a Good360 una lista de países aprobados en África, Europa del Este, Medio Oriente y Asia, y de esos países, Good360 se dirige a las organizaciones benéficas adecuadas.

Si bien la liga valora que todo esto se mantenga en secreto, de vez en cuando se filtran fotos de la mercancía de realidad alternativa. En 2014, un voluntario de WorldVision en Denver tomó una foto de las camisetas de los Broncos como Campeones del Mundo, que no se vendieron. Esta escuadra perdió ante los Seahawks, quienes los apalearon en aquel Super Bowl XLVIII con marcador de 43 a 8.

En 2008, un fotógrafo de Associated Press tomó estas fotos de algunos productos notables del Super Bowl que terminaron en Nicaragua. Fanáticos de los Patriots probablemente sufrieron en aquel Super Bowl XLII, el cual perdieron ante los New York Giants.

La NFL donó a niños de escasos recursos de Nicaragua, ropa y gorras que se habían preparado en caso de que los Patriots hubieran ganado a los Giants en el Super Bowl XLII en febrero de 2008. (AP Photo)
La NFL donó a niños de escasos recursos de Nicaragua, ropa y gorras que se habían preparado en caso de que los Patriots hubieran ganado a los Giants en el Super Bowl XLII en febrero de 2008. (AP Photo)

Good360 no da los nombres de las organizaciones benéficas que reciben los productos para evitar que las organizaciones se inunden de peticiones. 

Pero en el transcurso de los próximos dos meses, la organización identificará organizaciones sin fines de lucro apropiadas y distribuirá la mercancía, lo que significa que en algún momento alrededor de abril, los 49s de San Francisco tendrán miles de nuevos fanáticos en todo el mundo que vestirán una prenda presumiendo un Super Bowl jamás ganado, y que además estarán felices por estrenar ropa nueva.

Qué leer a continuación