Para Estados Unidos los Juegos Olímpicos fueron un oasis de felicidad

¿El Dream Team? Mejor hablar de varios equipos de ensueño, porque prácticamente nada ni nadie logró interponerse a los deportistas estadounidenses en su conquista de medallas en los Juegos Olímpicos de Londres-2012, calificados de "increíbles" por un diario local.

Desde la piscina a la lucha, pasando por el fútbol femenino y, en la jornada de cierre, el básquetbol, los Juegos Olímpicos fueron un momento mágico para la superpotencia en momentos de noticias económicas adversas y división política.

"Mayor cantidad de medallas, mayor cantidad de medallas de oro. Estados Unidos no dejó dudas (de su poderío) en los (Juegos) Olímpicos", dijo el lunes CBS Sports.

En momentos en que enfrentan una tensa campaña para las elecciones presidenciales, un alto desempleo y dos recientes tiroteos masivos, los estadounidenses no se privan de celebrar los logros de sus deportistas.

El presidente Barack Obama ha sido rápido de reflejos para llamar por teléfono o enviar tweets para felicitar a los atletas y el equipo femenino de gimnasia artística, que ganó el oro, ha sido invitado a tocar la campana de cierre en la Bolsa de Nueva York.

"Estos fueron realmente unos Juegos Olímpicos increíbles para Estados Unidos, que ganó 46 medallas de oro y 104 medallas en total", afirmó el New York Daily News.

Esta cosecha de preseas le permitió a Estados Unidos volver a liderar los Juegos Olímpicos y relegar a la ascendente China al segundo lugar, con 38 oros, seguida de Gran Bretaña, con 29, y Rusia, con 24.

"TOQUE DE MIDAS", exclamó el New York Post en su principal titular deportivo.

La revista Time, por su parte, señaló que en "Londres no se necesitó apelar a las matemáticas. Estados Unidos ganó los Juegos Olímpicos".

Y si bien hubo otros grandes ganadores, como el jamaiquino Usain Bolt, una de las máximas figuras de los Juegos, los deportistas estadounidenses fueron incomparables por la variedad y consistencia de sus logros.

Las estrellas de la NBA, que el domingo le ganaron la final a España, debieron defender su reputación en Londres. Pero, a diferencia del fiasco de Atenas-2004 hace ocho años, mostraron en la capital británica que los momentos decisivos son patriotas y no 'prima donnas'.

El nadador Michael Phelps, que se convirtió en el deportista más ganador de la historia olímpica con 22 medallas, 18 de ellas de oro, demostró estar a la altura de Bolt como megaestrella del deporte.

Gabby Douglas, en tanto, atrapó los corazones de la nación al convertirse en la primera afroestadounidense en ganar el oro en el all-around de la gimnasia artística femenina.

Pero lo que quizás deslumbró más a los estadounidenses fue el éxito alcanzado por su representación femenina, liderada por el equipo de fútbol, que ganó el oro.

"Las mujeres dominaron el Team USA en todo sentido: hubo más mujeres que hombres en el equipo y ganaron muchas más medallas de oro que los hombres", puntualizó el periódico USA Today.

"Estados Unidos ganó 46 medallas de oro en Londres, más que ningún otro país. Las mujeres ganaron 29 de esas medallas y si hubieran sido un país habrían terminado por delante de todas las demás naciones con excepción de China", agregó.

La gimnasta estadounidense Gabrielle Douglas en la final de gimnasia el 7 de agosto de 2012 en Londres. ¿El Dream Team? Mejor hablar de varios equipos de ensueño, porque prácticamente nada ni nadie logró interponerse a los deportistas estadounidenses en su conquista de medallas en los Juegos Olímpicos de Londres-2012, calificados de "increíbles" por un diario local.

El nadador estadounidense en el último podio de su carrrea, tras ganar con sus compañeros el relevo 4x100m estilos, en Londres el 4 de agosto de 2012. ¿El Dream Team? Mejor hablar de varios equipos de ensueño, porque prácticamente nada ni nadie logró interponerse a los deportistas estadounidenses en su conquista de medallas en los Juegos Olímpicos de Londres-2012, calificados de "increíbles" por un diario local.

Cargando...