Hay esperanza de juego NFL en el Azteca este año

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 5 (EL UNIVERSAL).- El comisionado de la NFL, Roger Goodell, dejó abierta la posibilidad de un partido de temporada regular en el Estadio Azteca, todo dependerá de la pandemia Covid-19.

La Liga suspendió sus partidos internacionales para la campaña 2020, debido al coronavirus, que también provocó que la mayoría de sus encuentros se disputara sin aficionados en las gradas.

Sobre la posible salida para este año, el ejecutivo indicó que se tomarán todas las medidas necesarias, de lo contrario volverá a cancelar.

"Planeamos juegos internacionales para 2021, es nuestra intención. Estaremos en contacto cercano con nuestros socios es Gran Bretaña y México, queremos hacerlo bien y, si consideramos que no se pueden realizar, tomaremos esa decisión", explicó Goodell.

En 2016, la NFL realizó el primer partido de la fase regular en el Azteca, tras 11 años de ausencia, con el Raiders de Oakland frente a los Texans de Houston; la temporada siguiente, repitió el equipo californiano ante los Patriots de Nueva Inglaterra. El compromiso de 2018, entre los Rams de Los Ángeles y Chiefs de Kansas City, fue cancelado por las pésimas condiciones del césped del Coloso de Santa Úrsula, pero la Liga cumplió en 2019, con el juego entre los Chargers y los Chiefs.

"El año pasado determinamos cancelar los partidos en abril y fue después de varias reuniones con nuestros especialistas médicos y oficiales de la Liga", indicó el comisionado, en videoconferencia.

En 2020, la NFL concluyó que lo más seguro para sus jugadores y staff era que todos los partidos se realizaran en los 30 estadios en Estados Unidos, sin cruzar fronteras y bajo el protocolo sanitario que se implementó.

"Queremos salir este año, lo estamos planeando y daremos a conocer si se realizarán o no cuando tengamos la información suficiente".

Goodell, en su clásica conferencia previa al Super Bowl, indicó que todavía desconoce a detalle cómo funcionará 2021, pero anticipa el regreso de aficionados a los estadios y un ambiente más seguro para los jugadores de la NFL.