España, obligada a reaccionar

Agencia EFE
·4  min de lectura

Redacción deportes, 27 mar (EFE).- La selección española está obligada a corregir los defectos mostrados ante Grecia, en un estreno inesperado camino del Mundial de Catar 2022 cediendo un empate en Granada, y encontrar soluciones que le conduzcan al triunfo en Tiflis ante una Georgia que sorprendió en el último precedente.

Nadie esperaba un primer paso con dudas hacia Catar. España llegaba a la cita con el recuerdo reciente de su exhibición ante Alemania, con la que sellaba su pase a la fase final de la Liga de Naciones, y pasó de marcar seis goles a volver al pasado de una posesión estéril sin llegadas a portería rival. Todo lo avanzado por el grupo de Luis Enrique Martínez se retrocedió ante Grecia en un partido que condiciona la fase de clasificación.

Desde el camino al Mundial de Alemania 2006, España no comenzaba una fase de clasificación sin victoria. En aquella ocasión, el empate ante Bosnia-Herzegovina acabó con la Roja en la repesca. En el presente, con Suecia como principal rival, aparece la obligación de ganar los dos partidos inminentes, ante Georgia y Kosovo, para evitar complicaciones mayores.

Son ya 28 años sin caer en un partido rumbo a un Mundial y la cita en Suecia a inicios de septiembre ya se ha señalado en rojo en el calendario. Antes, la selección española deberá aprender a despejar planteamientos defensivos de rivales que le entregan el balón. El dominio sin verticalidad, un 80% de posesión estéril, la falta de velocidad y desborde, el abuso del pase horizontal, la ausencia de remates con solo dos disparos a puerta rival. Son todo aspectos a corregir en Tiflis.

Y lo hará con cambios Luis Enrique en su equipo titular. Ya estaban algunos planificados para mantener el buen tono físico en tres partidos en seis días. Se aumentarán por las malas sensaciones transmitidas ante Grecia. La entrada de un lateral derecho puro en la derecha con el estreno de Pedro Porro, el refresco con Jordi Alba en la izquierda o Diego Llorente en el centro se perfilan novedades defensivas.

El turno para Sergio Busquets en la manija y Thiago imprimiendo ritmo. Las opciones de la primera titularidad de Pedri tras un estreno agridulce con la absoluta y de Bryan Gil para aportar desborde en banda. No llega en plenitud al partido aún Gerard Moreno, con molestias musculares que apuntan a la continuidad de Morata en punta de ataque tras su gol en el Nuevo Las Cármenes, acercándose a entrar en el selecto grupo de los diez máximos goleadores de la historia de la selección.

Una Georgia sin complejos, buscará dar la sorpresa con la inestimable ayuda de sus aficionados, ya que las autoridades han permitido la asistencia a las gradas del estadio. El Gobierno tomó nota de los lamentos de la Federación y aunque no estaba previsto abrir los estadios hasta el 1 de abril, ha hecho una excepción para enfrentarse a la Roja.

Las 15.000 entradas que se pusieron a la venta el jueves se agotaron en horas. A esto hay que sumar las entradas que distribuyan gratis las autoridades. Un tercio del aforo del Dinamo-Arena, que asciende a 55.000 asientos, se podrá cubrir.

Pese a comenzar la fase de clasificación con derrota en la visita a Suecia (1-0), la afición y la prensa local alabaron el atrevido juego de la selección nacional y, especialmente, la apuesta por sangre nueva. Alabaron el planteamiento ofensivo en su debut como seleccionador del francés Willi Sagnol, del que esperan que no arredre mañana ante los españoles.

El mejor jugador local, Khvicha Kvaratskhelia, tuvo que ser sustituido en el descanso ante los suecos, pero será de la partida ante España. Al igual que el defensa Kashia, el mejor de los suyos en el primer partido de clasificación. La estrella del Rubín ruso, es un jugador clave en el juego ofensivo del equipo.

El que no llegará a tiempo es Tornike Okriashvili, el autor del gol de la victoria de Georgia en el último precedente ante España, un amistoso en Getafe en 2016 con el que cerró el camino a la Eurocopa de Francia. España derrotó a los caucasianos, sin nunca golear, en sus dos primeros partidos (0-1 y 2-0) disputados durante la fase de clasificación para el Mundial de Brasil.

. Alineaciones probables:

Georgia: Loria; Chabradze, Dvali, Kashia, Guiorbelidze; Kankava, Kvekveskiri, Kvaratskhelia, Lobzhanidze o Shenguelia; Kvilitaya y Beridze.

España: Unai Simón; Pedro Porro, Sergio Ramos, Diego Llorente, Jordi Alba; Busquets, Thiago, Pedri; Marcos Llorente, Bryan Gil y Morata.

Árbitro: Radu Marian Petrescu (Rumanía)

Estadio: Dinamo-Arena de Tiflis.

Hora: 18:00 hora española (21:00 hora local).

(c) Agencia EFE