Escándalos mundiales: del "bidón de Branco" a la mordida de Suárez

No fue el primero y no será el último. Como la mordida de Luis Suárez, los escándalos han sido moneda corriente en los últimos mundiales. Casi siempre, cuestiones extradeportivas generaron revuelos insospechados que trascendieron fronteras. Desde el bidón de Branco al cabezazo de Zidane. Recuerdos, imágenes, que serán recordados por décadas.

Italia '90. Bidón de Branco

Argentina vs. Brasil. Octavos de final. La selección argentina se jugaba un parada muy brava ante un gran equipo del scratch. El brasileño Branco, exhausto por el desgaste del partido, se acercó a pedir agua a la delegación argentina. "Tomé y me sentí atontado", dijo el defensor algunos años después, cuando el tema dejó de ser un rumor para convertirse en un escándalo. Aunque Carlos Bilardo, DT de la selección, nunca reconoció que habían puesto somníferos en una botella de agua que sólo era provista al equipo rival.

Estados Unidos '94. El doping Maradona

La imagen de la enfermera rubia acompañando a Diego Maradona al control antidoping tras la victoria de la selección ante Nigeria recorrió el mundo apenas se conoció la noticia. El 10 había dado positivo. Le cortaron las piernas. Después, Argentina perdió ante Bulgaria y Rumania para volver a casa eliminado. Ninguno de los goles de esas derrotas dolieron tanto ni tuvieron tanta trascendencia mediática como aquella blonda que tomó de la mano a Maradona.

Francia '98. Las convulsiones de Ronaldo

Durante años fue un secreto a voces. Ronaldo, que era el mejor jugador del mundo, había sufrido convulsiones la noche anterior a la final del Mundial, en la que Brasil enfrentaba a Francia. El delantero jugó igual y tuvo un pésimo rendimiento en el 0-3 en contra. Muchos creen que arriesgó su salud por jugar aquel partido. Con el correr de los años, los médicos que trataban al jugador reconocieron que "El Fenómeno" había sufrido una crisis cardíaca.

Corea 2002. La simulación de Rivaldo.

Fue un escándalo. Fue el ícono de la simulación durante largos años. Brasil debutaba en la Copa del Mundo de Corea-Japón. Enfrentaba a Turquía, un rival que le costó más de la cuenta. A falta de pocos minutos para que terminara el partido, Rivaldo, una de las estrellas de aquella selección brasileña, se acercó a tirar un tiro de esquina. Hakan Unsal le alcanzó la pelota de una manera poco ortodoxa: el fuerte remate pegó fuerte sobre la rodilla del brasileño que inmediatamente cayó derrumbado tomándose la cara. Se revolvió de dolor en el piso hasta que el jugador turco fue expulsado. La pelota nunca había pasado ni siquiera cerca de la cara de Rivaldo. La FIFA actuó de oficio: aplicó al brasilleño una multa de 7350 dólares. Rivaldo se salió con la suya.

Alemania 2006. El cabebazo de Zidane.

Fue la reacción menos pensada en el momento menos esperado. Zinedine Zidane, el crack francés, el que estaba a punto de llevar a los galos a ganar su segunda Copa del Mundo, había cometido el peor error de su carrera futbolística. Le pegó un cabezazo al defensor italiano Marco Materazzi a pocos minutos de que terminara la final. El árbitro argentino Horacio Elizondo expulsó al francés por la agresión. Francia, ya sin "Zizou", finalmente perdió por penales ante la azzurra.

Cargando...