Escándalo en Chivas por fiesta de jugador durante partido

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 17 (EL UNIVERSAL).- Por si algo le faltara al Guadalajara en estos días tras perder el Clásico nacional ante el América, se dispara otro escándalo, ya que la directiva despidió a la seguridad del primer equipo porque "solaparon" una reunión-fiesta de un jugador, durante un partido que el conjunto disputó de visitante en el actual campeonato.

Los elementos de seguridad sabían del tema, no le notificaron al cuerpo técnico, tampoco su jefe inmediato y permitieron que todo transcurriera de manera normal, lo cual les atrajo consecuencias graves al quedarse sin trabajo, sin liquidación porque Chivas toma este tipo de situaciones, como "Traición".

Hace apenas unas semanas las empresas de Amaury Vergara habían mandado un email invitando a todos los trabajadores a que si observaban algo irregular, en cualquier área, notificaran a su jefe inmediato porque de no hacerlo, quedarían como "traicioneros a la institución".

La dirigencia del Guadalajara emitió un comunicado a todos sus trabajados en Omnilife y Club, informando que los elementos que se encargaban de la seguridad, Francisco Alejandro, quien era el jefe de Edson Martín y Irwin Joshua, estaban fuera de la institución y tenían prohibido darles acceso.

"Con fecha efectiva de este martes 16 de marzo, 2021, les informamos que los siguiente colaboradores del equipo de seguridad y vigilancia de Verde Valle y Gigantera, han dejado de prestar sus servicios para el club deportivo Guadalajara. El acceso a nuestras instalaciones por parte de cualquiera de estas personas, queda restringido a partir de esta publicación", dice el comunicado, en el cual se agregaron fotos y sus nombres completos, dijo una fuente interna.

La directiva que encabeza Amaury Vergara, está en investigación porque el asunto tiene más fondo, como saber de manera precisa quién fue el jugador para tomar cartas en el asunto, así como otra persona que en su momento sí estuvo enterado pero tampoco dijo nada a la dirigencia. Faltan dos personas a las que les dirán su sanción, uno jugador y el otro administrativo.

"Me extraña que ellos hayan accedido a esto, son experimentados, además cuando le sucedió al antiguo jefe de seguridad del equipo, Saúl, quien ahora está en el estadio, ellos fueron testigos de todo ese movimiento y ahora creo debieron haber actuado con otra posición, porque eso es lo que nos han dicho al interior que sucedió", siguió la fuente.