Erling Haaland juega al póquer rápido: 4 goles en 33 minutos para Borussia Dortmund

LA NACION
·3  min de lectura

Al 2020 que casi todo el mundo sufre, Erling Haaland podrá recordarlo como el año de su explosión profesional. Ya antes de que la Covid-19 fuese pandemia, el noruego había irrumpido en la escena internacional del fútbol con goles en infinidad de partidos seguidos en su nuevo club, Borussia Dortmund, y el chico noruego no fue golondrina de verano. Sigue asombrando. Por ejemplo, este sábado marcó cuatro tantos en 33 minutos. Más que un café veloz, un póquer veloz.

Dortmund visitó a Hertha en Berlín y perdía por 1-0 a comienzos del segundo tiempo. OK, ningún problema para el grandote centroatacante. El muchacho conectó un centro bajo para el 1-1, al minuto de la mitad final. A los tres, recibió libre, encaró en velocidad y remató cruzado y bajo. Se tomó un descanso de 13 minutos, y luego fue a presionar a un defensor dubitativo, se quedó con la pelota, eludió al arquero y definió para el 3-1. A los 33 el tanteador estaba 4-2 porque el local acaba de descontar con un penal, pero por las dudas Haaland marcó otro gol: conservó el balón tras un pase algo sucio, lo pasó, buscó la devolución lanzado a la carrera y fue tan imparable como su disparo: 5-2.

Los cuatro tantos del Golden Boy noruego

Los goles del asombroso escandinavo fueron importantes para Dortmund, que aprovechó un impensado 1-1 de Bayern München como local de Werder Bremen y contrajo a un punto (19 contra 18) la distancia que le lleva el campeón europeo en la vanguardia de la Bundesliga, al cabo de ocho fechas. Y así como entre ambos clubes hay una unidad de diferencia, existe un gol de margen entre los dos máximos anotadores, de los mismos equipos: Robert Lewandowski, de Bayern, suma 11 en la temporada, y Haaland, 10.

Por otro lado, en el mismo partido, el certamen alemán fue testigo de un récord que involucró marginalmente a Haaland: al reemplazar al goleador a los 39 minutos de esa segunda etapa de Hertha 2 vs. Borussia 5, el alemán de origen camerunés Youssoufa Moukoko se convirtió en el futbolista más joven de la historia del torneo, con 16 años de edad.

El debut del más joven de la historia de la Bundesliga

Y si de juventud se trata, también el propio Haaland, de 20 años, tiene algo por mostrar. Poco antes de la victoria de Dortmund se anunció que el diario deportivo italiano Tuttosport le asignó el premio Golden Boy, que distingue al mejor futbolista sub 21 de Europa, una suerte de Balón de Oro de los jóvenes, determinado por los votos de 40 periodistas del continente. El atacante nórdico superó a varias figuras ya importantes del escenario internacional: el español Ansu Fati, de Barcelona; el canadiense Alphonso Davies, de Bayern; el inglés Jadon Sancho, compañero de Haaland en Borussia, y Eduardo Camavinga, volante de Rennes de 18 años que ya marcó un gol en el seleccionado de Francia. El ganador recibirá el galardón el 14 de diciembre, en Turín, sucediendo al portugués João Felix, hoy en Atlético de Madrid.

Rubio, de camiseta amarilla y de desempeños dorados, Haaland parece haber sido predestinado al premio Golden Boy. También, a ser estrella de la próxima década en el fútbol mundial.

Agencia AFP