¿Es posible hacer el ridículo en el mercado de invierno sin fichar a un solo jugador? El Barça lo ha conseguido

Yahoo Deportes
Rodrigo Moreno se le escapa al Barcelona (Foto: PAU BARRENA / AFP via Getty Images).
Rodrigo Moreno se le escapa al Barcelona (Foto: PAU BARRENA / AFP via Getty Images).

Queremos felicitar desde estas líneas no solo a la directiva del Barça sino muy especialmente a la secretaría técnica y a la dirección deportiva. Es muy difícil y conlleva un mérito impresionante ser el protagonista absoluto del mercado de invierno sin fichar a un solo jugador. Es inaudito hacer el ridículo sin haber llevado a cabo una sola operación. Si un club gasta mucho o trae al jugador equivocado o vende a la estrella del equipo, tiene muchas más papeletas de llevarse esa etiqueta pero es tarea harto complicada ser merecedor de ese premio honorífico sin estampar la firma en ningún documento oficial. Eso es exactamente lo que ha pasado en las últimas horas.

Todo el mundo a esta lado de la vía láctea y parte del extranjero sabía que el Barça no tiene dinero. No tiene 60 millones de euros para Rodrigo, ya no les cuento 110 para Lautaro. Aún así, los fuegos artificiales, las negociaciones retransmitidas en directo y el bochorno más global han vuelto a hacer acto de aparición, como ya pasara con el caso Neymar este pasado verano. Primero, cuando se lesionó Luis Suárez - justo en medio del terremoto Valverde post Supercopa y con el club reuniéndose con Xavi en Qatar, otro esperpento- la idea general era que el conjunto azulgrana no iba a acudir al mercado de invierno, algo de lo que informamos el primer día y hasta celebramos como la opción más lógica. Fue el 12 de enero. Al cabo de pocos días aterrizó Quique Setién y el club cambió su postura: ya no descartamos incorporaciones, hay que mirarlo.

A partir de ahí se suceden todo tipo de nombres, desde Lautaro a Aubameyang, pasando por Giroud o Llorente. En medio de esa cascada nos mantuvimos firmes en una idea: el Barça no fichará. Básicamente el motivo era económico: los delanteros que mejoran el tridente Messi-Griezmann-Fati (con Dembélé cerca de su regreso) no se los puede permitir el Barça y los delanteros que económicamente se podría permitir no mejoran esa solución. Una ecuación con la simplicidad de un ejercicio matemáticas de un niño de seis años.

Bien, pues aún así hubo alguien en el club que, o no supo resolver dicha ecuación o debe tener algún interés en lo dramático-teatral porque lo que siguió, una vez más, fue otro sainete casi capaz de desbancar al vivido semanas atrás en la búsqueda del nuevo entrenador. Entiendan ustedes que el listón estaba muy alto, dado que en aquella ocasión se paso de redactar contratos para Xavi a preguntarle a Pochettino si se había replanteado lo de volver a la granja de su pueblo antes que sentarse en el banquillo del Camp Nou. Al final, siguiendo con lo rural y ahora que Miquel Montoro está tan de moda, se trajo a un hombre que estaba paseando con las vacas y que fue el primero que no dijo que no.

Esta vez no hemos tocado el mundo agrario pero hemos seguido con el esperpento: de negociar horas y horas por Rodrigo sabiendo que no tenías dinero para pagarlo a decirle a Bakambú que cogiera un avión desde China para venir a verte para, en pleno vuelo, ordenarle que diera vuelta atrás, que te lo habías pensado mejor. Un diez en planificación. Por lo menos esta última decisión es un acierto en lo que evitar el coronavirus se refiere. Ya que la gestión futbolística es nefasta, como mínimo destacaremos que desde el punto de vista sanitario se trata de una decisión impecable.

Si al menos el ridículo de Bakambú se hubiera quedado en un rumor entre periodistas, las risas generalizadas se hubieran contenido pero esto es el Barça. Este Barça. Así que, evidentemente la noticia se ha filtrado y el propio protagonista se ha reído de ello en un tweet que ha dado la vuelta al mundo. No aprendemos.

No contentos con eso, en este mercado el conjunto azulgrana no solo no ha traído un delantero sino que ha perdido a dos: Carles Pérez y Abel Ruiz se han marchado a Italia y Portugal, respectivamente. Una muestra más de que esta directiva piensa en la cantera como una posible fuente de generar lo que más necesita el club - ingresos- y no lo que más debería necesitar: talento futbolístico de cara al futuro.

Esta quedando una segunda temporada de #Matchday que ríase usted de lo de Anfield.

Otras historias que te pueden interesar:

Qué leer a continuación