Equivocarse no es opción para los Pumas

·1  min de lectura

Sebastián García M.

CIUDAD DE MÉXICO, abril 18 (EL UNIVERSAL).- No hay mañana para los Pumas en el torneo Guardianes 2021. En palabras de Nicolás Freire, defensor del conjunto universitario, la tarde de este domingo se juegan su futuro ante los Tigres en el estadio Olímpico Universitario.

"Por números y lógica nos jugamos la vida en el torneo", declaró el defensor argentino sobre el cotejo de este domingo; sin embargo, no se vislumbra una tarea sencilla para los dirigidos por técnico Andrés Lillini.

A Pumas le restan tres duelos cruciales si desea colarse a la Liguilla con boleto de repechaje. La "primera final" de tres será ante Tigres, equipo al que no vencen en CU desde el 2 de diciembre de 2018 —en cuartos de final—.

El segundo duelo será ante la revelación del torneo, el Puebla en el Cuauhtémoc. Estadio en el que no ganan desde el 20 de noviembre de 2016.

Por si fuera poco, el cierre del certamen será ante el acérrimo rival: el América. Los Pumas no vencen en casa a las Águilas desde el 17 de febrero de 2019, además, los emplumados poseen mejor récord en CU; de 30 encuentros, 13 son victorias azulcremas, por ocho de los felinos.