Los equipos están divididos con el formato de GP de dos días

Luke Smith
·4  min de lectura

La F1 condensó el fin de semana de carreras en Imola en sólo dos días de carrera para aliviar la presión logística tras el Gran Premio de Portugal una semana antes.

También sirvió como prueba para un posible cambio de formato que se ha planteado para el futuro, reduciendo la cantidad de entrenamientos que se dan a los equipos y limitando el tiempo total que se pasa en el circuito.

A los pilotos se les dio una única sesión de entrenamientos de 90 minutos el sábado por la mañana antes de disputar la clasificación más tarde, lo que supone una reducción significativa de las cuatro horas de prácticas que se ofrecen actualmente.

La reducción del tiempo en pista dividió la opinión en todo el paddock, con el director del equipo Racing Point, Otmar Szafnauer, diciendo que el formato "no era Fórmula 1".

"Creo que tiene que ser desde la perspectiva de un aficionado. ¿A los aficionados les gusta este tipo de formato?" Szafnauer reflexionó.

"Pensé que me gustaría, pero es un poco extraño para mí. Después de 23 años de tener el viernes, sábado y domingo, se siente un poco extraño y antinatural".

"Al llegar este fin de semana, estaba completamente abierto a ello, pensé que me iba a gustar. Pero ahora tengo esta sensación incómoda de que no está bien y no es la Fórmula 1".

También lee:

F1 no desecha su plan en Miami, pero esperará ante crisis por COVID La F1 presenta pérdidas por más de 100 millones de dólares ¿Podría Hamilton realmente dejar la F1?

Szafnauer sintió que los equipos más grandes con mayores recursos mantendrían una ventaja con un funcionamiento limitado en la pista, aunque no puedan analizar los datos que normalmente se recogen los viernes.

"Si tienes mayores herramientas y técnicas de simulación en la fábrica, estar preparado para venir aquí ayuda en una práctica tan comprimida y en las sesiones de clasificación", dijo Szafnauer.

"Si esto es lo que va a pasar en el futuro, entonces empezaremos a poner la infraestructura en la fábrica para poder optimizar, como algunos de los otros".

El jefe de rendimiento de los vehículos de Williams, Dave Robson, sintió que no sería "demasiado difícil" para los equipos ajustarse a la reducción del tiempo en la pista ya que todos se enfrentarían a una propuesta similar, pero dijo que los ingenieros querrían mantener tanto tiempo de pista como sea posible.

"Es una de esas cosas que afecta a todos los equipos casi por igual, así que creo que si eso es lo que el deporte quiere hacer, no creo que sea un gran problema", dijo Robson.

"Ya sabes cómo son los ingenieros, no nos gusta el cambio. Creo que pronto aprenderíamos a adaptarnos y aún así sacaríamos el máximo provecho, así que es sostenible si es lo que queremos hacer".

El jefe del equipo de McLaren, Andreas Seidl, acogió con agrado el desafío adicional del formato de dos días, pero cuestionó el impacto comercial de la reducción de la acción en la pista.

"Nos gusta este formato de dos días, este formato compacto", dijo Seidl.

"Nos gusta este reto adicional de tener que etar en tu juego dentro de estos 90 minutos del sábado por la mañana".

"Pero al final es una discusión dirigida por la Fórmula 1. Obviamente depende mucho de los contratos que se hagan con los promotores, con las cadenas de televisión y demás".

"Si es algo que también podría ayudarnos a ahorrar costos de funcionamiento, y nos ayudaría también a pasar menos tiempo fuera de casa, especialmente para nuestros mecánicos e ingenieros, es algo que seremos positivos al respecto".

Toto Wolff, jefe de Mercedes, se hizo eco de los pensamientos de Seidl, diciendo que aunque su equipo disfrutaba de tener que ser más adaptable con un límite de funcionamiento, el formato puede no funcionar comercialmente para todos los circuitos.

"Me gusta mucho", dijo Wolff. "Es tan compacto. Se necesita mucha adaptabilidad. Sólo tienes que poner el coche en una buena posición desde el principio, no hay mucho tiempo para analizar los datos y ejecutar el simulador durante la noche".

"No creo que funcione en todas las pistas. Creo que habrá grandes carreras, esperemos que con muchos espectadores de nuevo, en las que un evento de tres días tiene mucho sentido, pienso en Melbourne y la cantidad de gente que hay allí, y su historia, el contenido que podemos proporcionar alrededor de estas pistas".

"No creo que sea adecuado para todos, pero creo que para (Imola), funciona muy bien".