Lo que dijo Enzo Pérez y el reconocimiento a River de Filipe Luis

LA NACION
lanacion.com

Sereno, sin muestras de un sufrimiento extremo por la forma en que se le escapó a River, su equipo, la Copa Libertadores, Enzo Pérez analizó lo que sucedió, a su criterio, en el Monumental de Lima: "Son finales y partidos con dos equipos muy parejos. Encontramos el gol por un robo en el campo nuestro, y después ellos encontraron el gol por errores nuestros. Pero como dijimos antes, cualquiera de los dos se lo merecía por el gran campeonato que hicieron y nos queda seguir trabajando, seguir en busca de nuevos objetivos y felicitar a Flamengo".

El volante marcó las diferencias entre un tiempo y el otro, que juzgó importantes: "En el primer tiempo hicimos un partido perfecto, cortamos todos los circuitos de ellos, no nos crearon situaciones, presionamos arriba, robamos pelotas... En el segundo el partido estaba tranquillo, no llegábamos ninguno de los dos, era un partido muerto, no había reacción de ninguno, nosotros dejábamos pasar el tiempo, pero no lo pudimos matar, nos faltó el último pase, y ellos reaccionaron".

"Quizá fue injusto, pero las finales son así"

Para Filipe Luis estuvo en sintonía con Enzo Pérez, porque destacó a su rival: "River sabe jugar estas finales, presionó bien, pero nosotros merecimos hacer los goles. River sabe jugar muy bien, sabe presionar, marcan muy bien al hombre que tiene la pelota", opinó. Y sobre la actuación de Flamengo, que en parte achacó en el primer tiempo al estado de la cancha, reflexionó: "Intentamos en todo momento. River es el rival más complicado que se puede tener en Sudamérica. Nuestro partido fue muy malo porque el campo estaba muy seco".

El marcador de punta de Flamengo reconoció, además, una situación que quedó clara en el desarrollo y en el sorpresivo desenlace: "Quizá se pueda decir que el final fue injusto, pero las finales son así, se definen por detalles. Nos ha costado pero el destino quiso que nos quedáramos con la gloria. Soy el hombre más feliz."

Qué leer a continuación