Entrenar en altura no siempre ayuda a conseguir medallas

LONDRES (AP) — Los atletas que están considerando entrenarse en mayores alturas en un intento por incrementar las posibilidades de obtener una medalla en los Juegos Olímpicos de Londres tal vez quieran pensarlo dos veces: un reciente estudio médico sugiere que esto no funciona.

El entrenamiento en altura es una práctica ampliamente utilizada por los atletas de diversos deportes, incluyendo fútbol, patinaje de velocidad, ciclismo e incluso lo hace el mejor tenista del mundo, el serbio Novak Djokovic.

En el pasado, muchos estudios habían mostrado que entrenar en altura incrementaba la resistencia de los deportistas y en un reciente análisis suizo los investigadores intentaron explicar porqué ocurría. Sin embargo, no encontraron evidencia de que esto sucediera.

"Estaba realmente sorprendido y frustrado", dijo el principal investigador Carsten Lundby, de la Universidad de Zurich.

Algunos científicos dicen que cualquier beneficio probablemente se un efecto placebo y opinan que los atletas probablemente mejoren porque se apegarán a su régimen normal antes de las Olimpiadas en Londres. Aún así, muchos preparadores físicos son creyentes y no tienen planes de cambiar sus entrenamientos previos a la justa.

Ian Stewart, que está a la cabeza del equipo británico de carreras de resistencia, dijo que los mejores corredores de su país pasaban hasta medio año en las alturas. "Pensamos que esto es muy importante", indicó Stewart. Mencionó como evidencia las victorias en campeonatos mundiales de los fondistas Mo Farah y de Paula Radcliffe, quien tiene el récord mundial de maratón; y ambos entrenan regularmente en las alturas.

"Si les dijera a todos que no entrenaran en altura, no estarían muy felices", indicó Stewart, quien agregó que el equipo tiene varios campamentos programados en alturas antes de que comiencen las Olimpiadas.

Otros estudios han mostrado que los atletas que entrenan en alturas muchas veces mejoran su desempeño porque aumentan sus glóbulos rojos, que son los que transportan el oxígeno por el cuerpo. Pero esos estudios no se hicieron en atletas de alto rendimiento y la mayoría no incluía un grupo de control apropiado.

Entrenar en altura implica vivir y dormir a una altitud de unos 2.400 metros (8.000 pies) y también bajar a entrenar a nivel del mar.

Cargando...

YAHOO DEPORTES EN FACEBOOK