Ya tiene entrenador ¿qué le falta al América?

·3  min de lectura

Édgar Luna Cruz

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 30 (EL UNIVERSAL).- El América dio el primer paso para su reestructuración, el paso más importante: Ya tiene director técnico.

Santiago Hernán Solari Poggio fue el elegido, y alrededor de él, comenzará la etapa "pos-Piojo", una etapa en la que los resultados deben de ser inmediatos, en la que la exigencia será grande desde el inicio.

¿Por qué es así? Porque así es el América. "Reconocimos que Solari cuenta con un perfil idóneo para nuestro proyecto deportivo. A lo largo de su carrera como futbolista y director técnico, ha sabido cumplir con éxito las exigencias y objetivos de equipos como el club América, cuya única meta es el título", escribió la directiva a modo de bienvenida y advertencia.

Y ahora qué y está el entrenador: ¿Qué le hace falta a las Águilas? Lo primero que viene a la cabeza es reforzar la plantilla, y en varias líneas, porque en todas hay falencias, en todas hay puntos débiles que no permitieron al equipo despegar en la parte final del torneo regular, en la Liguilla y en la Concacaf.

En la defensa, es imprescindible tener recambios ante tantas lesiones en la central de Bruno Valdez y Emanuel Aguilera; la zaga es una zona que ha quedado desprotegida.

En la media cancha se sigue llorando por Guido Rodríguez, a más de un año de su partida. Ni Richard Sánchez ni Sebastián Cáseres pudieron con el paquete. Urge tener alguien ahí y también quien cubra sus espaldas.

En la cuestión ofensiva hay que potenciar a gente como Nicolás Benedetti, Sergio Díaz, Leo Suárez, gente que ha adolecido por las lesiones y por esconderse cuando más se le necesita.

El caso de Giovani dos Santos es punto y aparte. A Gio se le acaba el tiempo, se le acaba el contrato, Miguel Herrera no lo pudo poner ni en forma, ha decepcionado a propios y extraños, con Solari o despierta o...

Y en el ataque es claro. Hay que decidir si a Nicolás Castillo se le va a esperar, y si Henry Martín con Federico Viñas pueden con el peso de meter goles.

Las bajas son claras: Andrés Ibargüen y sobre todo Richard Sánchez deben salir.

Los objetivos en el América son claros y todos los saben: El título debe llegar lo antes posible; además, se debe ganar, gustar y golear, requisito indispensable para el club; las fuerzas básicas deben reactivarse y, claro, América debe ser ese club mediático que siempre da de qué hablar, más para bien que para mal, adiós a polémicas baratas que no lleven a ningún sitio importante.

Hacer olvidar a Miguel Herrera no será sencillo en Coapa, porque dejó huella, pero la buena noticia es que el América ya tiene técnico.

* VUELTA AL TRABAJO

América volvió a las prácticas; trascendió que Giber Becerra, preparador físico, no continuará en el club.

Nicolás Castillo se presentó en Coapa, para continuar con su rehabilitación después de la trombosis.

EXIGENCIA AMARILLA. En el América hay que cumplir con tres preceptos básicos: ganar, golear y gustar.

Bases. Lo ideal es que el argentino voltee de forma continua hacia la cantera.

Sumar. Pedro Aquino y Adrián Mora se apuntan como posibles refuerzos.

Restar. Urge que se defina la salida de Ibargüen y Roger Martínez