¿Por qué todos los enfrentamientos entre Irán y Estados Unidos se están produciendo en Irak?

Yahoo Noticias

2020 ha empezado con tambores de guerra entre Irán y Estados Unidos. Las tensiones entre ambos escalaron el pasado 3 de enero cuando el país norteamericano asesinó con un dron al general Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Al Quds y una de las personas más importantes de la república islámica. La respuesta se hizo esperar unos días pero llegó el 8 de enero con el lanzamiento de misiles sobre dos bases que albergaban militares de Estados Unidos.

Tanto el ataque estadounidense como el iraní tuvieron algo en común: ambos se produjeron en Irak, convirtiéndose su territorio en improvisado campo de batalla en la lucha entre estos dos gigantes militares. Pero, ¿por qué un tercer país está siendo el protagonista de un enfrentamiento entre dos colosos?

Trozos de misiles lanzados por Irán contra Estados Unidos (Photo by Al-Baghdadi township / Handout/Anadolu Agency via Getty Images)
Trozos de misiles lanzados por Irán contra Estados Unidos (Photo by Al-Baghdadi township / Handout/Anadolu Agency via Getty Images)
Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

Hay varias razones fundamentales que explican esta situación. Una de las más importantes es la búsqueda del control del país iraquí. Desde la caída de Sadam Husein, Irak ha estado gobernado por Ejecutivos débiles e incapaces de ejercer un control efectivo sobre todo el territorio y tanto Estados Unidos como Irán han intentado ejercer su influencia.

Para los iraníes, Irak es un enclave fundamental porque la mayoría de su población es chií y tener un cierto dominio sobre el territorio ayuda a garantizar su liderazgo regional. Para Estados Unidos, la importancia de Irak es que puede suponer un freno a la influencia iraní en la zona, por lo que para los dos países el territorio iraquí juega un papel clave.

En este enfrentamiento, ambos tienen desplegado sobre el terreno un importante contingente militar. El caldo de cultivo para estos ataques cruzados ya estaba en las tensiones entre Gobiernos y en las escaramuzas entre ambos en suelo iraquí.

Entre medias, se encuentra el Gobierno de Irak, que observa impotente cómo Estados Unidos e Irán dirimen sus diferencias. Tras el ataque contra Soleimani, el Ejecutivo anunció la expulsión de las tropas estadounidenses, lo que supone una victoria importante de Irán, que podría ejercer su influencia libremente sobre Irak, pero Trump ha amenazado con duras sanciones y quizás el débil Gobierno de Bagdad se lo replantee.

Multitudinario entierro en Irán de Soleimani (Photo by ATTA KENARE / AFP) (Photo by ATTA KENARE/AFP via Getty Images)
Multitudinario entierro en Irán de Soleimani (Photo by ATTA KENARE / AFP) (Photo by ATTA KENARE/AFP via Getty Images)

Otro factor muy importante que explica por qué Irak es el campo de batalla es el miedo de Estados Unidos e Irán a que se produzca una guerra directa entre ambos. Pese a las provocaciones mutuas, ambos han demostrado con sus actos que prefieren evitar un conflicto armado. Utilizar Irak como escenario de los ataques no es casual, ya que los dos contendientes muestran que no quieren atacarse directamente, lo que haría inevitable una guerra. Este intercambio de golpes ha sido una toma de contacto entre los dos, pero de momento nadie quiere que vaya a más.

La prueba es que las reacciones de ambos han sido tibias. Primero Irán con una respuesta muy medida al asesinato de Soleimani en la que no hubo víctimas. El lanzamiento de misiles fue más una muestra de exhibición de poder que una venganza por la muerte del general. Después Estados Unidos. Pese a que Trump había prometido que cualquier cosa que Irán hiciera llevaría a una guerra, su respuesta ha sido muy distinta con la imposición de sanciones económicas. Se aleja así la posibilidad de una escalada entre ambos.

Al igual que otros países como Siria o Yemen, Irak en esta ocasión se ha convertido en el escenario en el que potencias más fuertes y poderosas dirimen sus diferencias. Está por ver si Irán y Estados Unidos continúan su enfrentamiento o si por el contrario relajan un poco la tensión.


Más historias que te pueden interesar:

Qué leer a continuación