El enfrentamiento bélico en el que España recuperó Menorca de manos británicas y que originó la Pascua Militar

Alfred López
·4  min de lectura

Coincidiendo con la festividad de la Epifanía de los Reyes Magos, cada 6 de enero (desde hace cerca de dos siglos y medio) se lleva a cabo, en el Salón del Trono del Palacio Real de Madrid, la Pascua Militar, uno de los actos militares más importantes y solemnes en España y que da origen al nuevo año militar, en el que están presentes el rey (como Jefe del Estado y Capitán General de los tres ejércitos), el presidente del gobierno y parte de su ejecutivo (sobre todo el responsable de la cartera de defensa) y la plana mayor de los tres ejércitos (Tierra, Aire y Armada).

Gracias a la Toma de Menorca, del 5 de enero de 1782, España recuperó la soberanía de la isla de manos de los británicos, conmemorándose tal gesta con la celebración anual de la Pascua militar (imagen vía Wikimedia commons)
Gracias a la Toma de Menorca, del 5 de enero de 1782, España recuperó la soberanía de la isla de manos de los británicos, conmemorándose tal gesta con la celebración anual de la Pascua militar (imagen vía Wikimedia commons)

El hecho de que este acto tenga lugar en el mismo día que se celebra la festividad de los Reyes Magos tiene una explicación histórica, debido a que fue el rey Carlos III de España quien instauró esta ceremonia en tal fecha como homenaje a una decisiva batalla que tuvo lugar el 5 de enero de 1782 y en la que la Armada española (con la inestimable cooperación del ejército francés) logró recuperar la soberanía de la isla de Menorca, la cual había estado bajo el dominio del Reino de Gran Bretaña durante casi ocho décadas.

Dentro de los enfrentamientos surgidos a raíz del fallecimiento del rey Carlos II (en 1700) y el conflicto bélico entre partidarios del austriaco archiduque Carlos de Habsburgo y el francés Felipe de Borbón, para que uno de los dos ocupara el trono español (que originó la Guerra de Sucesión española), los británicos (que apoyaban al aspirante austracista) lograron invadir y conquistar, junto a una escuadra neerlandesa, la isla de Menorca en septiembre de 1708.

Tras finalizar la Guerra de Sucesión, con el triunfo del aspirante francés, se firmó, en 1713, el conocido como ‘Tratado de Utrecht’ por el cual los austracistas reconocían al Borbón Felipe V como nuevo rey de España y a cambio la corona española le concedía una serie de privilegios y prebendas a los británicos, entre los que se encontraban la concesión para el Reino de Gran Bretaña de Gibraltar y la isla de Menorca.

Muchos fueron los intentos (bélicos y diplomáticos) por recuperar el peñón para la soberanía española, a lo largo de los últimos tres siglos, pero Menorca fue recuperada gracias a un enfrentamiento bélico que tuvo lugar entre el 19 de agosto de 1781 y el 5 de febrero de 1782, siendo la batalla librada en la víspera de la festividad de la Epifanía la que daría el triunfo a los españoles, que tomarían la isla y la devolverían a la soberanía del Imperio español.

Un triunfo que en gran medida fue propiciado por la inestimable cooperación del ejército francés, con quien España tenía en aquellos momentos un acuerdo de estrecha colaboración (por ejemplo, enviado fuerzas conjuntas para luchar en la Guerra de Independencia de Estados Unidos), ya que el enemigo común eran los británicos.

El triunfo sobre la reconquista y toma de la isla de Menorca se hizo bajo el reinado de Carlos III de España, quien celebró con júbilo tal hazaña e instó a que, a partir de aquel momento, en conmemoración de dicha efeméride, todos los 6 de enero, coincidiendo con la festividad de la Epifanía de los Reyes Magos en la que había caído, se reunieran todos los altos mandos militares, gubernamentales e incluso los diferentes virreyes que la corona tenía repartidos por todas sus colonias y posesiones territoriales a lo largo y ancho del planeta.

Al haber caído en lo que se denominaba como ‘Pascua de Navidad’, a tal insigne acto de conmemoración se le otorgo el nombre de ‘Pascua Militar’, celebrándose desde entonces y convirtiéndose en uno de los actos institucionales que las Fuerzas armadas españolas celebran, dando inicio al denominado como ‘Año Militar’.

Cabe destacar que la Pascua Militar no solo se celebra en el mencionado Palacio Real de Madrid, sino que se lleva a cabo en todos los acuartelamientos y capitanías de todo el país.

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

Más historias que te pueden interesar: