Martín Palermo, el gran mediador

El fútbol, a veces, pasa a un segundo plano. Es que, tras el empate de Unión Española y The Strongest (1 a 1, por la Copa Libertadores ), el técnico del conjunto boliviano, César Farías, informó que sus dirigidos fueron agredidos “con monedas” y recibieron “insultos racistas” de parte de la parcialidad local. Por suerte, apareció Martín Palermo para mediar , según relató el venezolano.

“Martín, por encima de su vestidura de figura del continente, es un caballero, un señor. Siempre tiene una acción y una palabra correcta. Agradecerle porque cuando fuimos al túnel, nos tiraron monedas, nos dijeron barbaridades racistas… Él tomó parte, hizo frente, pidió que por favor nos dejaran pasar a los muchachos. La verdad es que le deseo lo mejor”, relató el propio Farías.

Con respecto al juego, el DT visitante exhibió también su enojo: “Nos deja fastidiados a todos porque tuvimos la pelota y tuvimos oportunidades de marcar. Hay fastidio porque en los últimos minutos regalamos la pelota”.