Empate en CU con toque de "grandes"

·1  min de lectura

Ramón Treviño

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 1 (EL UNIVERSAL).- Pumas y Guadalajara hicieron valer la marca de "grande" que poseen y ofrecieron un buen partido que terminó con un justo empate a dos goles.

El marcador no afectará mucho la tabla de competencia, ninguno de los dos variaron tanto sus posiciones en la tabla, pero el espectáculo valió la pena.

Parece que todos los jugadores y hasta miembros del cuerpo técnico que no estuvieron en la banca del Guadalajara, por indisciplina y enfermedad, fueron un peso que el equipo se quitó de encima porque en el campo de juego, las Chivas se vieron como hace mucho tiempo no lo hacían, dinámicas, ligeras y efectivas.

Esas características fueron suficientes para iniciar el partido ganando gracias por Uriel Antuna (6’). Pumas comenzó a arrimarse a la portería de Raúl Gudiño, dejando espacios que hacían sufrir a Alfredo Talavera.

Más los auriazules son amos en el juego aéreo; el central Nicolás Freire empató con remate con la cabeza (17’).

El juego se volvió de ida y vuelta. Vino otro centro y ahora el Guadalajara lo aprovechó con un buen testarazo de Jesús Molina (37’) para el 1-2.

Pumas se salvó de más daño gracias a la mala puntería de Alexis Vega, Jesús Angulo y otra gran atajada de Talavera.

Los felinos, más por músculo que por buen juego mandaron en el campo, echaron para atrás a las Chivas y así llegó el balón a la cabeza de Carlos González para empatar (78’). A los 90’ Alan Mozo se fue expulsado.