La emotiva campaña para ayudar a encontrar hogar a los perros discapacitados

Yahoo Finanzas

Si sumáramos a todos los perros que ahora mismo están abandonados o en perreras alrededor del mundo, nos saldría una cifra monstruosa. Gracias a la incansable labor de las asociaciones protectoras, algunos de ellos encontrarán familia y podrán tener una vida digna.

Los perros más bonitos, los de raza y los cachorros son los que más posibilidades tienen de ser elegidos. Pero hay otros que no tendrán tanta suerte: perros que han sobrevivido a maltratos, amputaciones o enfermedades y que son descartados automáticamente por los adoptantes. Esta potente campaña quiere ayudar a estos grandes olvidados a tener una oportunidad.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

Bajo el eslogan The Perfect Voiceovers, varias asociaciones protectoras de animales de Singapur se han unido para realizar una campaña capaz de arrancarle una lágrima al más duro. Y es que el enfoque que le han dado golpea directamente en lo más profundo de nuestra humanidad.

Lo que hicieron fue ponerse en contacto con varias personas que tenían algo en común: habían pasado por experiencias terribles y habían conseguido sobreponerse con gran esfuerzo y convertirse en un ejemplo de superación. A estas personas les propusieron que pusieran voz a la historia de otros que habían pasado por experiencias similares.

Nueve personas participaron en la propuesta: Charlene, superviviente de un cáncer de pecho; Lionel, que perdió la vista cuando tenía solo un año de edad; Devka, que sufrió abusos por parte de un amigo de la familia cuando tenía 7 años; Theresa Goh, que nació con espina bífida y tiene que ir en silla de ruedas; Jean, que tiene enfermedad renal desde los 24; Sandra, que sufrió violencia doméstica durante 9 años; Pamela, que sobrevivió a múltiples actos de violencia sexual; Fiona, abandonada por su padre cuando era una niña y Kalai, un hombre de 60 años que perdió una pierna cuando tenía 29 por culpa de un tumor.

A cada uno de ellos se le entregó una historia para narrar, cosa que hicieron con visible emoción al identificarse tanto con quien había padecido dolores similares. Después organizaron un encuentro para que cada uno pudiera conocer a la persona detrás de la historia a la que habían puesto voz y su emoción fue mayúscula al descubrir que se trataba de un perrito.

Se trata de una manera muy emotiva de hacer entender que los animales también son víctimas de innumerables tragedias e injusticias, pero sobre todo es una historia de esperanza: al igual que las personas que narraron sus historias, estos perros también son capaces de sobreponerse a la adversidad y son candidatos ideales para hacer feliz a cualquier familia que vea más allá de los prejuicios. Lo único que necesitan, al igual que nosotros, es una oportunidad.

Imagen de la campaña
Imagen de la campaña

Más historias que te pueden interesar:



Qué leer a continuación