La emoción del Tanque Silva al contar que fue habilitado para jugar

Joaquín Alis
·2  min de lectura

Sin lugar a dudas, ayer Santiago Silva vivió el día más feliz de los últimos tiempos. Después de tanta lucha y de tanta insertidumbre, el goleador uruguayo fue habilitado para jugar luego de haber sido insólitamente sancionado por un doping positivo de hace dos años.

Durante la tarde del pasado jueves, el Tanque fue notificado por AFA de que le otorgaron una habilitación provisoria, cosa que le permitirá volver a pisar los campos de juego luego de una larga inactividad. Tal como lo venía haciendo en los últimos tiempos, el ex-Boca lo comunicó en Instagram, y no podía eliminar la sonrisa de su rostro.

"Me han habilitado provisoriamente para poder trabajar, para volver a jugar al fútbol, que es lo que más me gusta. Durante este tiempo me ha tocado vivir un momento difícil, con muchas piedras en el camino, así que esto me pone contento y me da mucha alegría que se haya encaminado esta situación de injusticia", expresó el Tanque.

Después de agradecerle a su familia, a los hinchas y a la prensa, Silva hizo un aviso que pone en alerta a todos los entrenadores: "Bueno, ahora estoy sin equipo, tengo que encontrar uno. Muchísimas gracias a la gente, ya nos vamos a ver, si Dios quiere". ¡Grande, Tanque!

Qué había pasado con el Tanque

El goleador uruguayo había dado positivo en un control anti doping luego de hacerse un tratamiento para ser padre. Pese a haber estado habilitado durante un tiempo por una cautelar, el día previo al regreso del fútbol post-cuarentena fue notificado que le empezaba a correr una suspensión de dos años debido a aquel resultado.

Luchando contra viento y marea, haciendo mucho ruido en la sociedad y gestionando con su abogado, Santiago logró obtener la habilitación para jugar al fútbol. Pese a que se desconoce qué camiseta se pondrá, el que más había sonado para quedarse con sus servicios es el Atlanta de su amigo Walter Erviti. ¿Se dará?