Emiliano Grillo: “No estoy en el golf para ser uno más del montón”

·5  min de lectura
Emiliano Grillo, en su última participación en Charlotte, Carolina del Norte: ahora afronta un major para seguir creciendo en la temporada
Jared C. Tilton

Emiliano Grillo vuelve a los majors y reaparece hoy en el PGA Championship, justamente su última cita grande, en la que participó el año pasado y donde ganó Collin Morikawa. Ahora, el chaqueño siente en su piel los aromas y el fluir del océano Atlántico y se prepara para debutar en el Kiawah Island Golf Resort, en Carolina del Sur, campo en el que Rory McIlroy asombró en 2012 y perfiló su condición de estrella del PGA Tour.

Su primer golpe seco contra la pelotita se escuchará a las 9.50 de nuestro país, desde el hoyo 1, en una salida compartida con el local Stuart Smith y el australiano Jason Scrivener. En esta cancha link, par 72 y de 7876 yardas, el rubio formado en la Asociación Argentina de Golf convivirá con 35 campeones de majors que, combinados, obtuvieron 56 títulos grandes. El golfista nacido en Resistencia, que ingresó a este torneo por figurar dentro del top 100 del ranking mundial (76º), se probará en el diseño de Pete y Alice Dye en busca del trofeo Wanamaker, uno de los cuatro grandes sueños del circuito que desvela a cualquier profesional.

Inconformista siempre, e imposibilitado en los últimos años de darle un exitoso cierre a sus buenas actuaciones, Grillo (28 años) cuenta sus sensaciones a LA NACION de un campeonato que -como cualquier otro del calendario del PGA Tour- puede significar un empujón para alimentar su estatus entre los mejores del mundo. ESPN 2 transmitirá en vivo desde las 14.

-Se te viene dando una temporada con varios picos altos y un protagonismo seguido cerca de la punta en los torneos. ¿En qué te apoyás para confiar en tu juego y qué es concretamente lo que te falta para hacer ese clic final y ganar?

-La confianza viene desde el proceso previo: si el proceso es bueno, simplemente queda esperar los resultados. Realmente no siento que me falte mucho para volver a ganar: en el PGA Tour tenés que jugar en un alto nivel todos los días y poner cuatro buenos resultados cada semana. Me ha pasado ya varias veces donde lo conseguí, pero del otro lado hubo jugadores que tuvieron su mejor semana y terminaron ganando por un amplio margen. A veces, también, es cuestión de un poco de suerte en este sentido.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

-Lógicamente buscás tu segundo título en el PGA Tour, después del obtenido en 2015 en Napa, California. Pero... ¿cómo manejás el nivel de ansiedad en este aspecto?

-Aprendí con el tiempo que la ansiedad no me lleva a ningún lado, por lo menos no adonde apunto. El lado psicológico del golf es muy sencillo: el que se enoja pierde, pero a veces el enojo también sirve de aliento. Aunque es una línea muy fina entre algo que suma o que resta.

-¿Cuánto revisás y analizás tus decisiones, aciertos y errores en los torneos, una vez concluidos y proyectándose al siguiente?

-Todos los días al terminar una ronda se analiza todo para el día siguiente y, siempre que termino el torneo, uso el tiempo entre un certamen y otro para evaluar un poco más a fondo qué es lo bueno y lo malo de esa semana. Y además, qué es lo que se tiene que mejorar para los siguientes días. Es un tiempo corto y por lo general las cosas para mejorar son obvias. Hay veces que es un poco más difícil de entenderlo, pero cuando los errores se repiten, son fáciles de ver.

-¿En qué medida creés que la gente deposita en vos la expectativa y la ilusión de que vuelvas al triunfo, sabiendo que tu jerarquía está comprobada y que llevás siete temporadas en los Estados Unidos?

-Lo que la gente piense o crea no es cosa mía. A mi forma de ver, la única expectativa que importa es la mía y para ser honesto es bastante alta.

-¿En qué estás trabajando ahora en cuanto a cuestiones técnicas o de otra índole para mejorar tu juego?

-En todo, siempre uno trabaja en todo. El golf es muy complejo, uno nunca puede dejarse estar en ningún área del juego. Personalmente, siempre digo que hay que trabajar mucho el área débil, que es alrededor del green y aún más en tus áreas fuertes.

-¿Cómo encarás este PGA Championship? Sobre todo en cuanto al abordaje del campo y qué tan cómodo te podés sentir.

-No conocía este campo del PGA, pero es un estilo links al borde del mar. Aunque obviamente, la cancha de esta semana está en Carolina del Sur y no “jugaría” como cualquier otra cancha link de Europa. En lo único que puedo enfocarme es en que todas las áreas de mi juego se encuentren en orden y en estas jornadas de práctica estuve metido en ajustar la estrategia.

Grillo está cumpliendo el sueño de chico, pero no quiere conformarse solo con ser parte del PGA Tour
Jared C. Tilton


Grillo está cumpliendo el sueño de chico, pero no quiere conformarse solo con ser parte del PGA Tour (Jared C. Tilton/)

-¿El PGA Tour te devolvió “menos” de lo que vos hiciste, en función del esfuerzo y las veces que estuviste cerca de ganar en todos estos años? ¿O ésa no es la vara para medir tu status en el tour?

-No sé cuál es la vara ni tampoco sé cómo medirla. Obviamente uno siempre quiere más, o al menos yo lo veo así, porque uno nunca se tiene que conformar con lo obtenido. No estoy en el golf para ser uno más del montón, pero sé que no es fácil y que hay muchísima gente que piensa igual que yo.

-A esta altura del año, ¿qué objetivo global te planteás hasta el final de la temporada?

-La meta es siempre la misma desde principio del año, que sería ganar la FedEx Cup. Es el objetivo que todos buscan: ser el mejor jugador a fin de año.

-¿Qué tan buena es la vida de un poseedor de la tarjeta del PGA Tour como vos, esa conjunción de alegrías, frustraciones, altibajos e ilusiones en el transcurso de las semanas?

-La vida de un miembro del PGA Tour es la que siempre quise. Desde muy joven quería estar en donde estoy y eso no lo doy por sentado, es algo por lo que trabajé y sé que sigo teniendo que practicar día a día. Se van a venir muchísimas frustraciones y altibajos, pero al final, la recompensa es mucho mayor, ya por el solo hecho de poder cumplir mi sueño de chico.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.