El emblemático luchador La Parka

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO, enero 11 (EL UNIVERSAL).- La declaración "La Parka ha fallecido" podría interpretarse como un pleonasmo; lamentablemente, este sábado ha cobrado validez. Uno de los referentes de la lucha libre mexicana ha muerto a los 54 años de edad, debido a un fallo renal y pulmonar.

Pero, ¿quién fue y por qué se le recordará como una leyenda?

Por mucho tiempo, La Parka fue la imagen de la Caravana Estelar AAA, gracias a diversos combates que pasaron a la historia y lo encumbraron como una de las tres máximas figuras de la Lucha Libre de este país en los últimos 25 años.

Jesús Alfonso Escoboza Huerta nació el 4 de enero de 1966 en Hermosillo, Sonora. Debutó en la Triple A en 1995, con la identidad de Karis La Momia, y fue hasta el 16 de noviembre de 1996 cuando apareció bajo el nombre que lo identificaría el resto de sus días.

Ese mismo año, aún como Karis, ganó su primer campeonato contra Blue Demon Jr. En Triplemanía IV, celebrada en Ciudad Madero, Tamaulipas, venció por primera vez en el máximo evento del pancracio nacional, que también protagonizaría en sus ediciones XI, XII, XIII, XIV, XVII y XVIII.

El 16 de noviembre de 1996 apareció por primera vez como el personaje de La Parka.

En la final del torneo Rey de Reyes 1996, se enfrentó a Latin Lover, Electro Shock y Silver King. Aquel día, surgió una gran rivalidad con King, pero el némesis que todo seguidor le recuerda se forjaría un poco después, tras dejar atrás el compañerismo que llegó a tener con el Cibernético. En Triplemania XII, se enfrentaron máscara contra máscara, y el huesudo salió triunfador en el extinto Toreo de Cuatro Caminos.

También es recordado por las grandes duplas que conformó, al lado, especialmente, de Máscara Sagrada y Octagón, gladiadores que también fueron rivales de renombre, en épocas distintas.

Aunque son muchas las alegrías que le dio a quienes disfrutan de la lucha, hay una que es inolvidable: cuando se midió ante L.A. Park por la identidad de la huesuda en Triplemanía XVIII. Perdió, pero el resultado fue anulado y, en una revancha ese mismo año, derrotó a su contrincante.

Siempre distinguido por ser parte de los Técnicos, en 2011 La Parka dio un giro inesperado, cuando anunció que cruzaba al otro lado: los Rudos, bando en el que no duró mucho, cuando los niños, sus principales fanáticos, le manifestaron su decepción. Volvió con los Técnicos en 2013 y recuperó el cariño que, ya por entonces, se había arraigado entre todos los aficionados al pancracio.

A lo largo de su trayectoria, se hizo de las máscaras de Cibernético, Muerte Cibernética, Gigante Drako, el Hijo del Espectro y el Halcón Dorado Jr., Akuma, La Bestia, El Ángel y Destroyer II. Pero el honor más grande, quizá, es ser el máximo ganador del Rey de Reyes, que ganó cuatro veces.

Qué leer a continuación