Elecciones 10N | El CIS de Tezanos, el otro gran perdedor de la noche

La noche electoral dejó varios perdedores y uno de ellos fue el CIS, que en su última oleada auguraba un resultado mucho más holgado para el PSOE con entre 130 y 150 escaños. Los de Pedro Sánchez, sin embargo, se quedaron con 120 actas, muy lejos de esos buenos presagios que le otorgaba la encuesta de intención de voto elaborada por el órgano demoscópico dirigido por José Félix Tezanos. Pero ese sonoro patinazo no ha sido el único, tampoco supo ver el alza de la ultraderecha que se avecinaba. A Vox le daba 21 asientos frente a los 52 que finalmente ha conseguido.

Esto es lo que predecía el CIS de Tezanos en sus últimas oleadas

Evolución del CIS de Tezanos (Yahoo - Porcentual)
Evolución del CIS de Tezanos (Yahoo - Porcentual)


Y esto es lo que ha terminado pasando

Las encuestas del Centro de Investigaciones Sociológicas, dependiente del Ministerio de Presidencia y con Tezanos al frente, hace tiempo que son cogidas con pinzas y creídas solo a medias. Pero lo ocurrido en la jornada de ayer ha hecho aún más mella en una credibilidad que ya estaba en tela de juicio.

Los resultados del partido liderado de Pedro Sánchez y los del de Santiago Abascal han sido los más llamativos por la considerable diferencia que hay entre lo que auguraba el CIS y lo que realmente ocurrió anoche al contar una a una las papeletas introducidas durante toda la jornada por los españoles en las urnas.

Y es que el último sondeo, publicado el 29 de octubre y realizado entre el 21 de septiembre y el 13 de octubre, se las prometía más felices a los socialistas ya que les otorgaba un ascenso en el número de escaños y una horquilla entre los 130 y los 150. Sin embargo, la realidad ha sido bien distinta y los de Ferraz, sin bien han sido el partido más botado, han perdido tres escaños quedándose en los 120. Un resultado que además de su valor numérico obligará al PSOE a cambiar su estrategia de negociación a la hora de intentar formar un Gobierno para no condenar a España a unas nuevas elecciones.

Al último CIS se le puede acusar de dos cosas, de ser demasiado optimista con el PSOE y de haber infravalorado el ascenso de Vox que otros sondeos encargados por los medios de comunicación y ajenos a este órgano sí supieron prever. El de Tezanos le daba a los de Abascal 21 butacas en el Congreso. La realidad ha sido que Vox ha sido el gran ganador de la noche con 52 escaños y colocándose como tercera fuerza política.

Hay que decir, eso sí, que la encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas se realizó antes de que se conociese el fallo de la sentencia del procés y de la exhumación de Franco. Dos situaciones que, como es obvio, han influido en el voto.

Y mientras daba alas al PSOE y no contaba con el ascenso de la ultraderecha, minimizaba la capacidad de recuperación del Partido Popular, al que otorgaba entre 72 y 81 escaños. Los de Pablo Casado han remontado y, aunque lejos de los 100 deseados puestos en el Parlamento, han superado con creces los vaticinios de Tezanos con un total de 88 diputados, 22 más de los obtenidos en abril.

Tampoco contempló el batacazo que se llevaría Ciudadanos, formación a la que daba entre 27 y 35 actas y que finalmente se ha quedado con 10 en el que es el peor resultado de su historia desde que pasaron a la política nacional en 2015.

Con Unidas Podemos y sus confluencias estuvo algo más fino, ya que calculaba que conseguiría entre 37 y 45 escaños y se quedaron en 35. No acertó, pero visto lo ocurrido con otras formaciones no anduvo lejos. Y lo mismo con Más Madrid, al que auguraba una irrupción en el Congreso con 4 escaños y al final se ha quedado con 3.

A ERC le daba hasta 18 y una subida testimonial, pero se ha quedado con dos menos que hace siete meses y 13 diputados y a JxCat le vaticinaba una pérdida, aunque ha sumado un representante llegando a los 8.

Solo acertó, como señalan en La Razón, con la CUP -le daba entre 1 y 2 y ha logrado 2-; el PNV -ha logrado el máximo de 7 que le concedía el CIS-; EH Bildu -5 diputados- y Navarra Suma -2 le daba y dos ha conseguido-.

Más historias sobre el 10N

La revolución de las clases medias iza a Vox
Todo cambia, todo sigue igual
La noche del Albert Rivera más hundido


Qué leer a continuación