Elecciones en Boca: ¿es voto cantado ir con una camiseta o un tatuaje de Riquelme?

Pablo Lisotto
lanacion.com

Un hincha muestra su tatuaje de Riquelme

Las elecciones en Boca suben la temperatura cada día. Al cruce de chicanas y críticas que involucran a Christian Gribaudo y Juan Carlos Crespi del lado oficialista, y a Jorge Ameal y Juan Román Riquelme del Frente por la Unidad Xeneize, ahora surgió un tema de muchísimo interés para los 82.000 socios habilitados para votar.

En los últimos días trascendió que el próximo 8 de diciembre los fiscales de mesa impugnarían los sufragios de aquellos socios que se acerquen a votar a la Bombonera con la camiseta de Boca con el apellido de Riquelme en la espalda, por considerarlo un voto cantado a favor de la lista que integra el ídolo. Incluso, ese conflicto -según esa versión- también lo tendrían aquellos que tengan tatuado en un lugar visible de su cuerpo a Juan Román.

Una hincha muestra un cartel de Riquelme, en las afueras de la Bombonera

Según le confirmaron a LA NACION una fuente de la Inspección General de Justicia (IGJ), quien define este tipo de detalles en unos comicios es el Tribunal Electoral del club, que debería ser muy claro para que los socios tengan bien en claro qué puede hacer y qué no durante esa jornada. Incluso, explicaron que todo lo que no disponga el reglamento electoral del club y quede en una zona gris de interpretación debería adecuarse a lo que dice el código electoral nacional. "Si no se puede ir a votar presidente de la Nación con una remera de la UCR o del Justicialismo, lo mismo debería suceder si un votante va el 8 de diciembre a la Bombonera con la camiseta de Boca y el Nº 10 de Riquelme", amplió la fuente.

Lo que sí es un hecho es que la IGJ mandará veedores, como ocurre en cualquier elección. Y aunque el contexto es asimilable a una elección nacional, no habrá un veedor por cada una de las 148 mesas. El rol de quienes tengan esa responsabilidad será controlar que la jornada electoral se lleve a cabo con normalidad, recibir hipotéticas denuncias e impugnaciones, y resolver en consecuencia. Se recuerda como un antecedente cercano la decisión de la IGJ en las elecciones de River en 2009 de dar como válidos cuatro votos observados de socios que pusieron en la urna sobres con una boleta que tenía un tamaño diferente a las oficiales. El exdefensor ganó esa elección por apenas seis votos...

Se da un escenario infrecuente, que Carlos Aguas -miembro del Tribunal Electoral y secretario general del club desde que a fines de octubre Gribaudo renunció para enfocarse en su candidatura a presidente-, explicó anoche: "Nunca nos pasó esto de que sea candidato un ídolo que está tatuado en la piel de los socios. Es por eso que tendremos que reunirnos con los tres candidatos y tomar una decisión clara al respecto". De todas maneras, un cónclave entre los tres candidatos no puede modificar lo que dice el Reglamento, más allá de que se pongan de acuerdo.

Lo que dice el Reglamento de Elecciones

Según su artículo 33º, "el secreto del voto es un deber durante el acto comicial. Ningún elector puede comparecer al recinto de la mesa exhibiendo de modo alguno la boleta de sufragio ni formulando cualquier manifestación que importe violar el secreto del voto."

Por lo expresado en ese artículo, así como nadie podría acercarse a la mesa donde le toque votar con una remera que diga Ameal, Beraldi o Gribaudo, bien podría considerarse que sería lo mismo la camiseta de Boca, el Nº 10 en la espalda, aun cuando esa casaca diga Román y no Riquelme. Y nada tiene que ver el cargo al que se postula cada uno (Riquelme figura como vocal en la lista que encabezan Jorge Ameal y Mario Pergolini). Todos los que aparecen en la lista son candidatos.

El exvolante se mostró contrariado con esta polémica. "Siempre creí que cada vez que alguien se pone la camiseta de Boca es porque nos sentimos orgullosos de andar por la calle caminando con los colores de nuestro club. Vos no me podés pedir entonces que no me los ponga. Eso no se hace, porque quiere decir que vos no sos hincha de Boca", criticó.

Aguas opinó ayer en sintonía con lo que dijo el ídolo: "Estuvo bien Román cuando explicó que no hay que ir con nada que identifique el voto. Vamos a tener cierta elasticidad, pero lo ideal sería tratar de evitar las camisetas de Riquelme porque, si es algo masivo, habrá problemas." Y recordó un caso similar ocurrido hace cuatro años: "En la elección pasada se impugnaron votos por utilizar un portacarnet de Angelici".

Un volante que se repartió en la Bombonera el domingo

En su web, Boca informó: "El padrón se encuentra en pleno proceso de depuración hasta 3 (tres) días antes de la elección, razón por la cual la cantidad de socios habilitados para votar podría disminuir y, consecuentemente, también la cantidad de mesas".

Crespi, candidato a vicepresidente en la nómina de Gribaudo, prometió hacer las gestiones necesarias para que se habilite a los socios a que vayan a votar con la camiseta de Boca. Aunque por las dudas, tanto desde el Frente de Ameal como del de José Beraldi recomiendan evitarlo, e incluso tratar de no exhibir tatuajes del ídolo.

Qué leer a continuación