Aleñá acelera y podría debutar en Elche

Agencia EFE
·3  min de lectura

Getafe (Madrid), 7 ene (EFE).- Carles Aleñá, refuerzo del Getafe hasta final de temporada, completó este jueves su segundo entrenamiento en su nuevo equipo y podría contar con sus primeros minutos ante el Elche el próximo domingo.

El Getafe necesita un revulsivo para dar la vuelta a una situación comprometida después de despeñarse hasta el borde de los puestos de descenso en LaLiga Santander y de caer eliminado en la segunda ronda de la Copa del Rey por un club de Segunda División B como el Córdoba.

La llegada de Aleñá puede suponer un soplo de aire fresco para un equipo que no consigue remontar el vuelo desde que se acabó el confinamiento. En total, entre el final de la pasada temporada y las jornadas que se han disputado en la 2020/21, ha ganado sólo el veinte por ciento de sus partidos oficiales, que fueron treinta.

Sólo seis victorias para un equipo que hasta hace no mucho estaba cerca de los mejores en la clasificación han hecho saltar alarmas en el club que preside Ángel Torres, que este jueves aseguró que el segundo refuerzo invernal de su club, en la figura del japonés Takefusa Kubo, es posible.

El Getafe necesita jugadores diferentes a los que actualmente tiene en su plantilla. Casi todos tienen el mismo perfil de hombres luchadores que nunca pierden la intensidad. Pero faltaban jugadores más técnicos, sobre todo en un centro del campo actualmente dominado por perfiles como los del uruguayo Mauro Arambarri y el serbio Nemanja Maksimovic.

Los dos mediocentros, junto a Marc Cucurella en la izquierda y al francés Allan Nyom, casi siempre dueño de la zona derecha, forman parte de la columna vertebral que organiza juego en el Getafe. Casi ninguno aporta la pausa y la creación necesaria para marcar otro perfil diferente a la presión, el robo y los golpes directos.

Por eso, la llegada de Aleñá servirá a Bordalás para encajar una pieza diferente en el sistema de su equipo. Aunque apenas ha participado esta temporada en el Barcelona (acumula sólo 168 minutos en cinco partidos oficiales) y no tiene mucho ritmo de competición, podría ocupar el hueco de Maksimovic, que arrastra un esguince en un tobillo desde hace una semana y es duda.

Cuando Maksimovic esté totalmente recuperado, acabar con la pareja que forma junto a Arambarri parece complicado. Bordalás confía plenamente en ellos. Aún así, tiene dos opciones: podría rotar entre los tres para aguantar la carga de partidos o podría desplazar a uno de ellos hacia la banda derecha para sacrificar al más débil técnicamente del centro del campo: Allan Nyom.

Todo indica que este domingo, Aleñá, o bien en el hueco que puede dejar Maksimovic o bien con minutos en la segunda parte, podría debutar en el Getafe para ayudar a voltear la mala racha de resultados que acumula un club que en los últimos años estaba acostumbrado a codearse con los mejores y que ahora mira de reojo a los puestos de descenso.

(c) Agencia EFE