El presidente sirio dice que aún no ha ganado la guerra, pero que frustró los planes de Occidente

El presidente sirio, Bashar al-Assad, dijo el domingo que aunque su país frustró los planes de Occidente para derrocarlo, su Ejército aún no ha derrotado a insurgentes y que los combates continúan. En la imagen, al-Assad habla durante una entrevista con la agencia de noticias AFP en Damasco, Siria, en esta imagen entregada por SANA el 13 de abril de 2017. SANA/Handout via REUTERS/File Photo

AMÁN (Reuters) - El presidente sirio, Bashar al-Assad, dijo el domingo que aunque su país frustró los planes de Occidente para derrocarlo, su Ejército aún no ha derrotado a insurgentes y que los combates continúan.

En comentarios emitidos por televisión, Assad afirmó que aunque hay señales de victoria tras seis años y medio de guerra civil, "la batalla continúa y donde iremos después y si se hace posible hablar de victoria... eso es un asunto diferente". No entró en detalles sobre ese punto.

Sin embargo, dijo que la ayuda prestada por sus aliados Rusia, Irán y el movimiento libanés Hezbollah permitieron que el Ejército sirio avanzara en el campo de combate y redujera el peso de la guerra.

"Su apoyo directo, político, económico y militar, ha hecho posible avances en el campo de batalla y reducido las pérdidas y pesos de la guerra", sostuvo.

También declaró que su país recibió con beneplácito acuerdos regionales de cese al fuego mediados por Rusia, que Moscú busca extender en otros puntos de Siria, dado que pondrán fin a los hechos de violencia y a la insurgencia.

"Tenemos interés en el éxito de esta iniciativa", aseguró.

Sin embargo, Assad condenó las "zonas seguras" inspiradas por Estados Unidos, que el presidente Donald Trump dijo este año que esperaba conseguir con Rusia, pues cree que dicho plan sólo "dará cobertura a terroristas".