El PP defiende su actuación tras conocer que González tenía una cuenta en Suiza

El Partido Popular trató el jueves de quitar importancia al hecho de conocer desde 2014 que el expresidente madrileño Ignacio González, hoy investigado por presunta corrupción, tenía una cuenta en Suiza. En la imagen, un guardia civil custodia la entrada del Canal de Isabel II durante un registro en la denominada Operación Lezo, el 19 de abril de 2017 en Madrid. REUTERS/Susana Vera

MADRID (Reuters) - El Partido Popular trató el jueves de quitar importancia al hecho de conocer desde 2014 que el expresidente madrileño Ignacio González, hoy investigado por presunta corrupción, tenía una cuenta en Suiza.

El portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando, dijo que hace tres años "no se pudieron consolidar las sospechas" planteadas por el diputado conservador Jesús Gómez, que denunció ante Génova la existencia de esa cuenta en un paraíso fiscal.

"Se hizo lo adecuado. Se quitó de las listas y fue el único presidente de una comunidad autónoma del PP que no repitió en esas elecciones", dijo Hernando en una entrevista con RTVE.

Presidente de la Comunidad de Madrid entre 2012 y 2015 en sustitución de Esperanza Aguirre -que había dimitido por un problema de salud-, González no concurrió a las elecciones autonómicas de 2015, para las que el PP escogió a la hoy jefa del Ejecutivo madrileño, Cristina Cifuentes.

Hernando destacó que fue la propia Cifuentes la que denunció ante la Fiscalía las presuntas irregularidades en la gestión de la empresa pública de aguas Canal de Isabel II, cuyo presunto desfalco investiga ahora la Justicia.

"Los más escandalizados somos nosotros. Lo importante es saber que la Justicia funciona y dejarla tranquila", dijo Hernando.

El portavoz parlamentario de la formación conservadora, que gobierna en minoría tras perder apoyo popular por los continuos casos de corrupción en los últimos años, dijo que su partido no presionaba a los órganos judiciales, tras las informaciones de que el fiscal anticorrupción -nombrado por el Gobierno- intentó retirar al fiscal encargado de la operación Lezo.

"Lo que ha sucedido en la Fiscalía es algo que pasa con normalidad. Es evidente que se pueden producir discrepancias, como en cualquier ámbito profesional", afirmó Hernando.

El diputado conservador dijo que las presiones a la Justicia no venían del Gobierno, sino del Partido Socialista, que junto con Ciudadanos ha presentado una reprobación del Fiscal General del Estado y del fiscal anticorrupción "por sus presuntas maniobras para obstaculizar la investigación".

"Lo que tienen que saber los ciudadanos es que las instituciones funcionan, que hay separación de poderes y que quien la hace la paga", añadió, reiterando que el PP aprobó una batería de 70 medidas anticorrupción en la legislatura pasada.