El partido antiinmigración alemán AfD elige líderes de cara a las elecciones

Por Michelle Martin
El partido antiinmigración Alternativa para Alemania (AfD por sus siglas en alemán) eligió el domingo a un ex miembro del partido conservador de la canciller Angela Merkel de dura retórica y a una economista para liderar su campaña a las elecciones de septiembre, en una combinación que probablemente lleve al partido a una posición más a la derecha. En la imagen, Alice Weidel (I) y Alexander Gauland del AFD durante una rueda de prensa en el congreso del partido en Colonia, Alemania, el 23 de abril de 2017. REUTERS/Wolfgang Rattay

Por Michelle Martin

COLONIA, Alemania (Reuters) - El partido antiinmigración Alternativa para Alemania (AfD por sus siglas en alemán) eligió el domingo a un ex miembro del partido conservador de la canciller Angela Merkel de dura retórica y a una economista para liderar su campaña a las elecciones de septiembre, en una combinación que probablemente lleve al partido a una posición más a la derecha.

El partido había quitado votos a Mekel durante la crisis de inmigrantes pero ahora parece menos una amenaza con el 8-10 por ciento que le otorgan las encuestas, después de dejarse casi un tercio de los apoyos mientras se reducía el influjo de inmigrantes, peleas internas dañaban su imagen y una controversia sobre cómo Alemania lidiaba con su pasado nazi disuadía a los votantes.

Una mayoría de delegados del AfD en un congreso en la ciudad de Colonia apoyó al publicista de 73 años Alexander Gauland y a Alice Weidel, una ex banquera de inversión de 38 años, como candidatos a liderar el partido en su intento por conseguir representación en el Parlamento por primera vez en las elecciones del 24 de septiembre.

La votación se produjo después de un sorprendente anuncio el miércoles de la colíder Frauke Petry, la imagen pública del partido, de que no lideraría la campaña electoral del AfD. Esto podría impulsar a los grandes partidos y reducir la amenaza que el AfD supone al intento de Merkel de renovar su mandato por una cuarta legislatura.

Gero Neugebauer, experto político de Berlín, dijo que la elección de los candidatos no impulsaría las perspectivas del partido porque la mayoría de los miembros del AfD no votaría en base a la gente que lo representa, puesto que no tienen oportunidades de poder. Pero el dúo elegido señalaba a que el partido estaba virando aún más a la derecha, añadió.

"Ambos representan al AfD como un partido que quiere presentarse a si mismo como de clase media, conservador, económicamente liberal, pero que es en esencia un partido que se ha movido más a la derecha", dijo Neugebauer.

Gauland es considerado un apoyo cercano al veterano miembro del AfD Bjoern Hoecke, que causó estupor en enero cuando llamó al Memorial del Holocausto de Berlín un "monumento de la vergüenza" y pidió "un giro de 180 grados" en los intentos de Alemania de expiar los crímenes nazis.

Weidel, una figura poco conocida del AfD y vista como más moderada, está a favor de expulsar a Hoecke.

Crítica con el euro y habiendo trabajado en China, Weidel ha intentado establecerse como una experta económica. Recientemente aumentó sus críticas al Islam, acusando al Consejo Central de Musulmanes de Alemania de "nunca haberse distanciado creíblemente de la sharia de la Edad de Piedra y del fundamentalismo religioso".

El AfD, que ha girado a la derecha desde que fue fundado en 2013 como un partido antieuro, está aislado por los grupos políticos tradicionales, que se niegan a trabajar con él.