El mejor Isco disfruta con España

Alfonso Duro
Football Soccer – Spain v Israel – 2018 World Cup Qualifying European Zone – Group G – El Molinon Stadium, Gijon, Spain, 24/3/17 Spain’s Francisco “Isco” Alarcon (C) is congratulated by team mates David Silva (R) and Iago Aspas after scoring fourth goal. REUTERS/Eloy Alonso

Julen Lopetegui confía en Isco y el malagueño lo sabe. Con el técnico vasco fue campeón de Europa Sub-21 y el seleccionador piensa en él para recoger el testigo de Iniesta en la mediapunta de cara al Mundial 2018.

Ante Israel el madridista no fue titular, pero disfrutó de los últimos minutos del choque y sentenció con un tanto marca de la casa. Isco se siente a gusto en un equipo en el que ha vuelto a primar el toque y la posesión del balón por encima de todo. En los 23 minutos que estuvo sobre el césped, el malagueño se asoció con Silva, Vitolo y Diego Costa, y volvió a jugar con una sonrisa en los labios.

Tras el encuentro aseguró que él no está pensando en salir del Real Madrid y que los rumores que apuntan a que llegará al Barça en el verano de 2018 no son más que eso: rumores.

Lo cierto es que Isco pone por encima de todo la posibilidad de contar con minutos al deshojar la margarita de su próximo destino. En su cuarta temporada en el Real Madrid, el hombre al que apodan “Magia” en el vestuario blanco no se puede quejar de su colaboración con el equipo. Quizás en el arranque de esta liga Zidane no le dio todas las oportunidades que él merecía, aunque también es cierto que el malagueño no estaba rindiendo al nivel esperado. Desde que arrancó el 2017, Isco ha ido rotando con James Rodríguez tanto en la mediapunta como en el ataque, y su talento ha vuelto a abrir bocas.

Isco tiene la sartén por el mango y sabe que con 24 años no le van a faltar novias en el firmamento europeo. El Real Madrid, por su parte, debe decidir rápidamente qué pretende hacer con el jugador. Su caso, como el de James, es importantísimo de cara al futuro. Son dos jugadores llamados a estar entre los mejores del fútbol europeo en el próximo lustro, y habiendo demostrado ya su talento y capacidad de jugar en el conjunto blanco mal haría el club dejándoles salir.

La Roja le ha devuelto la sonrisa a un Isco que parece renovado en este 2017. Esa felicidad es palpable y se transmite a su juego. A día de hoy, nadie en el Real Madrid puede imaginarse que Isco no será parte del club por muchos años más, y mucho menos que pudiera acabar en el Barça.

El mejor fichaje que podría hacer Florentino Pérez de cara a las elecciones del verano próximo sería asegurar la continuidad de Isco Alarcón.

También te pueden interesar:

Cristiano Ronaldo y la depresión

¿Qué hacemos con Danilo?

La inoperancia de CR7