El irresistible auge de los helados veganos, que han venido para quedarse

Yahoo Vida y Estilo

En los 80, a la hora de elegir helado, los niños se dividían en dos bandos. Por un lado, los que los preferían ‘de hielo’ y, por otro, los que los elegían ‘de leche’. Dos grupos difícilmente compatibles, casi irreconciliables. Los padres, sin embargo, no eran neutrales. Preferían que sus hijos apostaran por los ‘de leche’ por aquella cantinela tan de la época de que la leche era un alimento completísimo que no debía faltar en ninguna dieta infantil. Sin embargo, los tiempos cambian y los padres y las madres actuales, los que verdaderamente van con el signo de los tiempos, eligen los helados veganos, una tendencia que cada año va a más.

Los helados de Pink Albatross, cien por cien veganos. Foto: Pink Albatross
Los helados de Pink Albatross, cien por cien veganos. Foto: Pink Albatross

Un ejemplo son los helados de Pink Albatross, una startup española que emplea, en lugar de lácteos, ingredientes mínimamente procesados de origen vegetal. Además, no solo están pensados para los veganos, sino también para los intolerantes al gluten, con lo cual cuentan con un público muy amplio.

Cada uno de sus helados, que se elaboran en Ávila, está compuesto por entre siete y nueve ingredientes e incorporan frutas como el mango o el coco, cítricos como la lima y leches vegetales elaboradas a partir de distintos ingredientes. La elaboración artesanal comienza con la producción de la leche de anacardos. Una vez conseguida, se combina con ingredientes como la leche de coco, las grasas vegetales de cultivo ecológico y otros ingredientes secos, como el azúcar. Se pasteuriza todo para luego transformarlo en helado. Cuenta con cinco primeros sabores: chocolate negro, avellana, caramelo, straccia-coco y mango tropical.

En La Commedia conviven los helados tradicionales y los veganos. Foto: La Commedia
En La Commedia conviven los helados tradicionales y los veganos. Foto: La Commedia

Pero, además de estas empresas, los helados veganos también conviven con los tradicionales en establecimientos de un perfil más tradicional, pero que apuestan por la excelencia y que buscan captar a un nuevo público. Es el caso de La Commedia (General Pardiñas, 7), una heladería italiana ubicada en Madrid cuyos orígenes se remontan a 1936 cuando los abuelos de los actuales dueños abrieron el primer establecimiento en Milán. Aquí hay helado clásico, pero también propuestas cien por cien veganas como sus helados elaborados con un 40% de fruta fresca, agua y azúcar. Son veganos el de fresa, el de mango, el de maracuyá, el de frambuesas y el de plátano. También elaboran algunos sabores de crema, que varían según disponibilidad y producción del día.

Lo que está claro es que el mundo de la heladería vegana va ganando adeptos día a día. Están por un lado los que eligen opciones sin ingredientes de origen animal de manera consciente, pero también aquellos que, simplemente, los buscan porque están hechos de manera totalmente artesanal y les convence su sabor. Porque, al final, lo realmente importante es que el helado esté bueno. Y si es vegano, pues mejor que mejor.

También te puede interesar...

¿Cocido madrileño a 40 grados? Así adaptan este plato al verano en La Cocina de Frente

Nuestro tiradito favorito: el que hacen en el restaurante Bacira

Estas son las 10 mejores azoteas para comer y beber este verano en Madrid

Qué leer a continuación