La criatura de aspecto "alienígena" que apareció en una playa resultó ser un "asesino de perros"

Yahoo Noticias

Un hombre encontró una criatura en una playa al sur de Perth, cuyo aspecto comparó con el de un ser alienígena.

El lunes, el hombre publicó en Facebook una foto del inusual animal que encontró en Fremantle.

“Identifica esta cosa de aspecto alienígena que llegó hasta Leighton Beach”, escribió.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

Un hombre, que parecía tener una idea de lo que era realmente la criatura, sugirió que cualquiera que se encontrase con dicho animal “tomara una bolsa de plástico y lo tirara”.

“No lo toques, es un asesino de perros”, escribió.

Un hombre encontró a esta criatura en la Leighton Beach de Australia Occidental, pero ¿sabes qué es? Fuente: Facebook
Un hombre encontró a esta criatura en la Leighton Beach de Australia Occidental, pero ¿sabes qué es? Fuente: Facebook

Resulta que la criatura en cuestión parece ser una liebre de mar. Los expertos lo han confirmado a Yahoo Noticias Australia.

El profesor Culum Brown, del Departamento de Ciencias Biológicas de la Universidad de Macquarie, dijo que la criatura produce una tinta púrpura cuando se estresa.

“Son un poco tóxicas, dependiendo de las algas que hayan ingerido”, explicó el profesor Brown.

Una mujer de Queensland se encontró con una liebre de mar en una playa al norte de Brisbane en octubre.

Existen 23 especies conocidas de liebres de mar en el Océano Indo-Pacífico. Los adultos completamente desarrollados pueden llegar a pesar hasta 14 kilos.

Al igual que los octópodos, las liebres de mar tienen la capacidad de usar tinta, pero la usan más como mecanismo de defensa que para escapar cuando son la presa. La tinta contiene toxinas.

Se cree que esta tinta puede ser venenosa para los perros.

El veterinario asociado a Swans Veterinary Services, Joshua Ovens, le recomendó al Esperance Express que cualquier persona que sospeche que su perro pudo haberse comido una liebre de mar debe contactar a un veterinario de inmediato.

“En términos clínicos, si tu perro lamió o ingirió una liebre de mar, puede babear en exceso, sufrir espasmos musculares, temblar, vomitar e incluso tener convulsiones y hasta morir si recibe una dosis realmente grande”, le explicó al periódico en 2018.

Sin embargo, Ovens dijo que algunos perros son “más susceptibles” que otros, de la misma manera que algunas liebres de mar producen más toxinas que otras.

“Es difícil saber qué nivel de exposición es demasiado”, dijo.

Qué leer a continuación