Chivas con alas o cómo dos odiados rivales formarán un mismo equipo

Eduardo López, canterano de Chivas. / Foto: Getty Images
Eduardo López, canterano de Chivas. / Foto: Getty Images

Chivas es sin duda el equipo del que esperamos ver más canteranos cada torneo o cada temporada o a largo plazo cada ciclo mundialista, al menos, desde que Pumas se alejó de ese papel. Canteranos que no sólo brillen en el Rebaño, que es un club en donde se opta por jugar con sólo elementos mexicanos y que en el papel podría parecer que los futbolistas nacionales pueden surgir de ahí en racimos, pero la realidad es otra.

Qué ganas de ver al menos un ‘Chicharito’ cada cuatro años. O que el club tapatío cubra sus finanzas con las ventas de jugadores de calidad en el mercado nacional para no tener que importar tantos malos elementos de otras latitudes. O mejor aún, que las Chivas sean una fuente de jugadores que sigamos semana a semana en el fútbol europeo.

LEER | Con un contrato de 350 millones de dólares por 10 combates, cualquiera quiere pelear con ‘Canelo’

Seamos sinceros, no solo queremos sentirnos orgullosos viendo jugar a mexicanos en España, Italia o Inglaterra, nuestro fútbol doméstico necesita una gran calidad en los elementos nacionales para llegar a la cita mundialista cada cuatro años con un equipo competitivo.

Sería injusto señalar que las Chivas no tienen un buen papel al promover la formación de jugadores en sus fuerzas básicas, lo hacen muy bien, pero es su acérrimo rival quien en los últimos años ha demostrado que produce mejores canteranos y que en un futuro no muy lejano, esos jugadores nacionales puedan engrosar sus filas ante su alta demanda de ‘sólo mexicanos’.

Javier "El Chícharo" Hernández, de las Chivas, festeja un gol contra Querétaro, el sábado 15 de agosto del 2009, en Guadalajara (AP foto/Carlos Jasso)
Javier "El Chícharo" Hernández, de las Chivas, festeja un gol contra Querétaro, el sábado 15 de agosto del 2009, en Guadalajara (AP foto/Carlos Jasso)

No queremos pensar ni por un momento que Chivas por fin cambie su filosofía y contrate jugadores extranjeros. Sería como pensar en jugar al fútbol con una pelota cuadrada, algo inverosímil de verdad.

Pero es América quien podría en en futuro llenar esos lugares que el Rebaño necesita hoy, ahora, ahorita, no para pensar en liguilla, que sería a estas alturas un lujo, sino en salvarse de perder la categoría y pagar millones de pesos para mantenerse en la Liga MX.

LEER | Las diez combinaciones que meterían a Chivas a la Liguilla

Pero Chivas sorprende, tan sólo en esta temporada, de sus 29 jugadores de la plantilla registrada para jugar en Primera División, 13 no son de su cantera, es decir, 16 elementos del primer equipo surgieron de sus fuerzas básicas. Sólo Pumas lo supera con 15. Pachuca apenas tiene nueve y América cinco.

Alan Pulido, figura en Chivas, canterano de Tigres UANL. / Foto: Getty Images
Alan Pulido, figura en Chivas, canterano de Tigres UANL. / Foto: Getty Images

El análisis no debería hacerse por cantidad, sino por calidad. Pachuca generó jugadores como Hirving Lozano que prácticamente cada semana mete un gol en Europa, al igual que América con Raúl Jiménez, quien al igual que el máximo referente tapatío en Europa, Javier Hernández, ha incursionado en más de un equipo y ha insistido en quedarse en el viejo continente aunque las cosas no vayan bien.

Para la poca paciencia del fútbol nacional y el alto consumo de este deporte, un modelo a largo plazo como el que desarrolla Chivas con sus fuerzas básicas puede convertirse en un suicidio. Y no lo esperamos, no lo deseamos, no lo queremos, pero hoy el Rebaño pelea por no descender, hombro con hombro en cociente con uno de los peores equipos del mundo, el Veracruz. Su realidad no demuestra otra cosa.

Diego Lainez, canterano de América. / Foto: Getty Images
Diego Lainez, canterano de América. / Foto: Getty Images

No nos sorprende que muchos equipos jueguen con canteranos de otros clubes, pero como van las cosas, señalaremos el justo momento en que Chivas contrate jugadores hechos en Coapa, porque simplemente cumplen los requisitos de calidad y son nacidos en México.

Sí, Chivas podría en un futuro no muy lejano echar mano de lo que producen las fuerzas básicas del tan odiado rival.

Qué leer a continuación