El fluido imposible de atravesar de un puñetazo que asombra a los tuiteros

La capacidad de los tuiteros para asombrarse es infinita. De ahí que cada cierto alguien comparta algo que no sea estrictamente novedoso, pero que de pronto se haga viral por lo curioso o singular de su contenido. Es lo que acaba de ocurrir con un vídeo de un fluido no newtoniano en el que se ve cómo un hombre golpea un líquido y este, como por arte de magia (aunque más bien sea de la ciencia), se vuelve sólido con el golpe.

El artífice de este viral que ha logrado acumular más de 46.8000 reproducciones en medio de una jornada como la de ayer, de resaca del debate político, es Enrique Coperías, director de Muy Interesante. “Aquí hay un fluido no newtoniano, puedes mezclarlo con un dedo pero no puedes golpearlo”, anunciaba a modo de presentación del mejunje y de la secuencia en la que se observa su particular comportamiento.

Son solo nueve segundos, pero bastan para ver lo que ocurre. Si se mete un dedo dentro y se remueve, como hace el protagonista del vídeo, el fluido se comporta como tal. Por el contrario, si se le da un puñetazo, da la impresión de solidificarse. ¿Cómo es esto posible? Esa es la gran pregunta que se hacen muchos tuiteros y que ha provocado el asombro generalizado.

La explicación la tiene la ciencia. Para entenderlo y resumiendo mucho, existen dos tipos de fluidos, el newtoniano y el no newtoniano, que toman su nombre del físico Isaac Newton, quien dedicó parte de su vida a estudiarlos. El primero es el fluido que se comporta como tal siempre y es el más común. El ser humano está rodeado de ellos. El agua, la leche y el aceite son los mejores ejemplos.

Es un experimento fácil de replicar en casa con maicena y agua. (Foto: Getty Images)
Es un experimento fácil de replicar en casa con maicena y agua. (Foto: Getty Images)

Los otros, los no newtonianos, son aquellos que reaccionan a la presión cambiando su viscosidad. El kétchup es uno de ellos. Sacudir el envase cuando la salsa se resiste a salir es un gesto común que pocos sabrán que si funciona es porque se tata de un fluido no newtoniano. Al ser sometido a esa fuerza modifica su densidad haciéndose más líquido y permitiendo que salga mejor. En ocasiones, con un resultado desastroso y más cantidad de la deseada sobre la hamburguesa.

En el caso del material que se ve en el vídeo, su reacción a la presión es justo la contraria, endurecerse. Es algo que se puede comprobar fácilmente en casa. Basta con tener maicena y agua a mano. La receta dice que hay que mezclar dos partes de la primera por cada parte de la segunda. El resultado será como el del tuit publicado por Coperías.

En Youtube se pueden ver algunos tutoriales sobre cómo hacerlo como el que se puede ver bajo estas líneas.

Qué leer a continuación