El flequillo está de moda: los estilos que quedan mejor a cada tipo de rostro

Adriana Terán
·4  min de lectura

Fleco, cerquillo, china, pollina, chasquilla, capul o flequillo, así se conoce esa útil cortina que cubre la frente, se agita con el viento, se pone rebelde, y hasta nos hace ver más jóvenes.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Todos conocen el flequillo, pero es ahora cuando vuelve al tope de la moda en lo que a cabello se refiere. Así lo han impuesto las recientes pasarelas, pero con apertura total hacia la creatividad. Setentero, corto o el sensual de lado, no importa el estilo, lo que importa es lucirlo. Así lo demostró Valentino en su más reciente presentación para Primavera-Verano 2021: el glamour se lleva con fleco.

El estilismo del desfile estuvo a cargo del famosísimo Guido Palau, y si bien su propuesta se caracterizó por una fascinante diversidad para acompañar las ideas de Pierpaolo Piccioli, el elemento común fue el flequillo. Ahora bien, aterrizando su glamorosa idea a la cotidianidad, vale la pena preguntarnos, cómo llevarlo y cuál es el adecuado.

Dana Yegres, especialista en cuidado capilar y docente de estilistas, explica que Más que una moda, son herramientas que se utilizan para sacar el mayor provecho a las facciones de cada persona. De manera que el flequillo que da cierto aire natural al look, fluido y de lado, son prácticamente adecuados para todos los tipos de rostro.

“Está muy de moda actualmente, pero por lo general, los estilistas sugieren flequillo a las personas que tienen mucha frente y que quieren disimular ese rasgo si no lo consideran favorable. El flequillo espeso puede variar de largo y grosor según el estilo de la persona. Suele irle bien a la persona que tiene cabello muy lacio. Si tienes el cabello muy ondulado, crespo o que pierde la humedad generando frizz no te conviene, sencillamente porque tendrías que estarlo controlando con herramientas térmicas para mantenerlo en su lugar y evitar que se contraiga. No quedaría natural y el peinado en casa no tendrá el mismo efecto que el acabado con el que sales del salón de belleza”.

En el desfile de Valentino encontramos una buena referencia de este estilo, en cuya propuesta se evoca uno de los looks clásicos de finales de los años 70 y principios de los 80. Este flequillo es adecuado, según Dana Yegres, también para niñas.

Así mismo, aquellas personas que quieren enmarcar un rostro muy redondo, suelen elegir este flequillo tenso como para tapar, pero el hecho es que, lejos de estilizar el rostro, más bien acentúan las facciones que se quieren disimular. Para estilizar el rostro, debemos alargarlo y si se acompaña con moños altos, mucho mejor.

Una versión menos espesa y recta favorece más aún cuando se lleva con media melena o melena larga. Es elegante, jovial, chic y hasta misterioso, pero si es muy corto amerita que el cabello sea lo suficientemente liso como para mantenerlo fluyendo en la frente.

El fleco mini, un clásico de los años 90, es quizás más arriesgado y siempre es fundamental que sea realizado por un estilista. “Aunque parezca sencillo seguir tutoriales para cortar la pollina o flequillo, es el especialista quien sabe el largo y estilo que realzará el rostro y el que maneja las técnicas para que el cabello no se levante, para que quede recto y adecuado”, explica Yegres.

Quienes tienen el cabello rizado o con hermosas ondas no deben cohibirse de llevar flequillo. En este caso, la recomendación es aprovechar las ondas y rizos naturales para hacer un corte asimétrico que brinde frescura y movimiento. En este caso, la hidratación y la naturalidad son las aliadas perfectas.

Un flequillo en capas suaves favorece también a quienes tienen un rostro anguloso, cuadrado o rectangular porque suaviza las facciones. El cabello debe verse ligero e irregular para brindar frescura al look.

Quienes tienen el rostro ovalado, como siempre, son los afortunados que pueden llevar el flequillo como les plazca. Para reconocer si perteneces a este grupo privilegiado revisa si tu rostro se hace más estrecho suavemente desde los pómulos hasta la barbilla y ésta es más estrecha que tu frente.

Pero para todos los rostros también hay un flequillo universal, es el que cae en forma de cascada, se lleva de lado y equilibra el rostro. Este tipo de flequillo suele ser el ideal para todo tipo de personas, de mayor edad, con cabello ondulado, liso o rizado. También puede usarse al medio, pero siempre relajado y desigual. El largo lo determinarán las facciones, si se quiere equilibrar la parte baja del rostro, enmarcar las mejillas o se requiere de un estilo menos estructurado.

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

Las modelos de talla grande con quienes Versace hizo historia en la Semana de la Moda de Milán

Infusión de romero para fortalecer tu cabello y darle brillo: los beneficios de un aliado ancestral

Cómo lucir tu rostro fresco y radiante sin una gota de maquillaje

EN VIDEO: COVID-19 está causando pérdida de cabello en algunos casos