El error de Rufián en el Congreso: Amnistía Internacional no considera presos políticos a los encarcelados por el procés

Yahoo Noticias

Durante el debate de investidura de Pedro Sánchez volvió a salir una vez más el tema catalán. A pocas semanas de que se haga pública la sentencia por el juicio del procés, Gabriel Rufián, portavoz de ERC, se refirió en la tribuna del Congreso de los Diputados a los políticos que están en prisión preventiva por la celebración de un referéndum de autodeterminación el 1 de octubre de 2017.

El diputado barcelonés hablaba en esos momentos de los políticos presos (más adelante en su intervención diría presos políticos) y señalaba que no era un mantra que ellos repitieran, sino que la propia Amnistía Internacional, la prestigiosa organización en defensa de los derechos humanos, también hablaba de ellos en los mismos términos.

Gabriel Rufián en el Congreso de los Diputados (Pablo Blazquez Dominguez/Getty Images)
Gabriel Rufián en el Congreso de los Diputados (Pablo Blazquez Dominguez/Getty Images)

Sin embargo, estas afirmaciones de Rufián no son ciertas y la ONG no se ha pronunciado de esta manera en ningún momento. Amnistía considera que los políticos catalanes que están en prisión no son ni presos de conciencia ni presos políticos.

Respecto al primer término, la organización le aclara a Newtral que se refiere únicamente a “personas que no deberían ser castigadas en modo alguno pero están privadas de libertad solo por el ejercicio de sus derechos humanos, por tanto, no han hecho nada que pueda interpretarse legítimamente como delito”. Teniendo en cuenta que los presos están acusados de actuaciones que pueden constituir un delito, no serían aplicables estas palabras.

Respecto a preso político, Amnistía también lo deja claro. La organización no emplea ese término porque no existe una definición a nivel internacional. En casos de persecución a un individuo por parte de un estado se utiliza preso de conciencia que, tal y como se ha explicado en el párrafo anterior, no procede en el juicio del procés.

Hechas estas puntualizaciones sobre la terminología, conviene recordar que la ONG ha pedido reiteradamente la puesta en libertad provisional de Jordi Sánchez y Jordi Cuixart. La última de ellas ha sido tras el final del juicio del procés y han remitido una carta a la Fiscalía en la que señalan que los Jordis se encuentran en prisión provisional desde el 16 de octubre de 2017 y se preguntan si la medida “sigue siendo necesaria y proporcionada”.

La petición es extensiva a los líderes independentistas “de acuerdo a los estándares internacionales” y esta reclamación “no supone en ningún caso una valoración sobre la responsabilidad penal”. De hecho, Amnistía ha recordado que solo hará valoraciones del juicio cuando se produzca la sentencia.

De este modo, la posición de la organización queda clara: no se les puede llamar ni presos políticos ni presos de conciencia y deberían estar en libertad hasta que se produzca la sentencia que les condene o les absuelva.

Qué leer a continuación