El ejército de niños explotados en Madagascar para extraer un mineral clave en la industria electrónica

Niños pequeños de hasta 4 años trabajan en condiciones de explotación e inseguridad para extraer y preparar un mineral que es materia prima básica de multitud de productos consumidos en gran escala en Estados Unidos y otros países.

Se trata del “ejército de niños” que, de acuerdo a una investigación de la televisora NBC News, trabaja en las minas de mica en la isla de Madagascar para abastecer la demanda de un material que es utilizado a gran escala, y con ganancias de muchos millones de dólares, en la producción de aparatos electrónicos y electrodomésticos consumidos a escala global.

Niños muelen trozos de mineral de mica afuera de una mina de ese material en el sur de Madagascar. (Captura de pantalla / NBC News)
Niños muelen trozos de mineral de mica afuera de una mina de ese material en el sur de Madagascar. (Captura de pantalla / NBC News)

Y, en realidad, es prácticamente desconocido para quienes compran y usan esos aparatos cómo se obtiene una de las materias prima clave para su producción.

NBC News relata la realidad de menores como Manjoraza, un niño de 10 años que no va a la escuela y en cambio trabaja durante gran parte del día y a veces durante la noche dentro de los túneles de las minas de Mica en Madagascar.

“Mi madre no gana suficiente dinero… Entonces yo le ayudo a ganar dinero”, comentó el menor a NBC News.

Muchos otros niños, incluso de menos edad, laboran en las minas o trabajan separando o machacando rocas de mica.

La mica es un tipo de roca formado de varias capas sucesivas de minerales. Es especialmente útil por sus propiedades aislantes del calor y la electricidad, y es por ello muy utilizada en la industria eléctrica y, también, en la de los electrónicos, los automóviles e incluso la de los cosméticos.

Y aunque la mica es extraída en diferentes variantes en muchos lugares del mundo, entre ellos China, India, Estados Unidos, Canadá y Rusia, entre otros países, al parecer la mica del sur de Madagascar es óptima para la industria electrónica y eléctrica y se extrae en cantidades crecientes. Esa isla africana es ya la primera exportadora de hoja de mica del mundo. Justo el tipo de mineral utilizado en la industria electrónica y eléctrica.

Pero una parte importante de esa producción se realiza en Madagascar de modo manual, en precarias minas artesanales y con la participación de gran cantidad de niños. En India, indica NBC News, la extracción de hoja de mica también se ha realizado con mano de obra infantil pero, en tiempos recientes, eso ha atraído severas críticas a escala internacional y se ha podido conocer la amplitud de esa explotación. Al menos unos 20,000 niños trabajan en las minas de mica en dos regiones de India, de acuerdo a Reuters.

Pero mucho menos se conoce de la situación en Madagascar, donde la extracción de hoja de mica, y la consiguiente explotación de niños en condiciones peligrosas, están en auge, según constataron periodistas de NBC News y activistas del grupo humanitario Terre de Homes. Esa organización ha emitido un reporte donde documenta las inhumanas condiciones del trabajo infantil en las minas de mica de Madagascar.

Una explotación que aprovecha la extrema pobreza de comunidades en esa isla africana para extraer un mineral que, tras ser exportado, sube de valor cientos de veces, generando ingentes ganancias para quienes lo comercializan.

Y aunque la explotación de niños en minas de mica se da, como se indica, también en India y otros países (China, Sri Lanka, Paquistán y Brasil, de acuerdo a Terre de Homes), la situación en Madagascar sería especialmente ominosa, tanto por la extensión de esa explotación y la cantidad de menores sometidos a ella como porque muchas de las minas donde se da ese fenómeno podrían incluso ser ilegales. En todo caso, en general la supervisión gubernamental de lo que sucede allí es reducida y todo ello vulnera los derechos de los niños.

De acuerdo al reporte de Terre de Homes, unos 86,000 niños trabajan en la minería en Madagascar, unos 10,000 en el sector de la mica, y aunque el gobierno de ese país tiene leyes en materia de trabajo infantil (que prohíben a menores de 18 años trabajar en minas), sus capacidades para aplicarlas resultan insuficientes y por ello miles de niños laboran allí en condiciones de explotación.

La pobreza, la sequía, la inseguridad y la falta de oportunidades económicas y educativas plagan al país y hacen más difícil apartar a los menores de un trabajo que, aunque se da en condiciones de explotación consideradas inadmisibles, son la realidad cotidiana de miles y miles de niños.

Y dado que adultos, madres con hijos pequeños entre ellos, también laboran en esas minas, se dan casos de menores de cuatro años o menos que descienden con sus madres a los túneles donde se extrae la mica. Y aunque no realicen en sí un trabajo, esos menores también están expuestos a las severas condiciones de inseguridad y riesgos a la salud dentro de esas minas.

NBC News relata, por ejemplo, el caso de Solange, una mujer de 30 años con seis hijos que sobrevive trabajando en las minas de 7 am a 7 pm, llevando a su hija de cuatro años a cuestas. “No tenemos dinero… no tenemos opción”, dijo ella a la televisora al explicar por qué se dedica a ese trabajo extenuante y peligroso.

Y muy mal pagado. Un comprador de mica dijo a NBC News que adquiere el mineral en las minas como en las que labora Solange a unos dos centavos por libra y la revende al doble. Luego, los compradores la revenden en los mercados internacionales por mucho más. Una persona como Solange, por ejemplo, gana menos de 40 centavos al día. Su ingreso además se recorta porque ha de pagar el préstamo que el comprador de mica le dio para que ella y su familia tuvieran comida durante el tiempo en que laboran en las minas.

Un menor en la entrada de una precaria mina artesanal de mica en el sur de Madagascar. (Captura de pantalla / NBC News)
Un menor en la entrada de una precaria mina artesanal de mica en el sur de Madagascar. (Captura de pantalla / NBC News)

Así, la hoja de mica extraída en Madagascar es exportada, en gran parte a China, de acuerdo a NBC News, y llega luego a los fabricantes que la utilizan en la fabricación de componentes y equipos eléctricos y electrónicos que se comercializan en Estados Unidos y otros mercados. El valor de la mica, indica NBC, se eleva 500 veces luego de que deja Madagascar y entra en el ciclo económico global.

Con todo, empleados de compañías navieras que llevan mica de Madagascar a China, por ejemplo, dijeron a la televisora que desconocen que niños trabajen en las minas de ese mineral. Y empresas que fabrican o utilizan productos elaborados con mica extraída de Madagascar dijeron no saber que niños trabajaban en las minas o que sus políticas les prohíben usar insumos provenientes del trabajo de mano de obra infantil.

El gobierno de la isla no respondió a los pedidos de comentarios que les hizo NBC News.

Pero lo cierto es que el consumo y la venta de productos elaborados con esa mica se realizan a gran escala en Estados Unidos y otros países, sin que se haga lo suficiente para frenar la explotación laboral de menores. Dos senadores estadounidenses, de acuerdo a NBC News, han afirmado, tras ver imágenes de las minas de mica en Madagascar del reportaje de la televisora, que actuarán para detener la explotación infantil.

Pero activistas de Terre de Homes señalan que prohibir el uso de mica o componentes que tienen mica extraída de Madagascar solo colocará a las familias que viven de su extracción en riesgo de muerte, pues no tienen otra vía para sobrevivir que los magros ingresos de su trabajo en esas minas.

Por ello, proponen en realidad otras vías. Sobre todo que el gobierno de Madagascar y las compañías del sector de la mica se hagan responsables de atender el problema y protejan los derechos de los niños.

Además, puede hacerse lo que Terre de Homes ya ha hecho en India: crear centros de cuidado infantil y escuelas, ofrecer programas de alimentación y oportunidades para apartar a los niños del trabajo en las minas y mejorar las condiciones de inseguridad y pobreza en la región. Ello ha dado buen resultado en la India y podría aplicarse también en Madagascar, se señala.

Así, solo con mayor conciencia y acción social podrá mitigarse el drama de los niños, y en general de las familias enteras que en Madagascar y otros lugares trabajan y subsisten en severa pobreza y explotación, mientras el mineral que ellos extraen de las entrañas de la tierra de modo arduo y peligroso genera para otros inmensas ganancias.

Qué leer a continuación