El destino de varias selecciones está en juego

Jorge Chusit

Este martes se juega una nueva y clave fecha de la Eliminatoria Mundialista de la Conmebol donde el destino de parte de las selecciones participantes está en juego.

No es una fecha más. Es clave. Porque la competencia tendrá un receso hasta agosto, porque después de esta sólo quedarán cuatro jornadas más y porque ya no hay margen para el error, sobre todo para las cinco que están apenas por tres puntos (Uruguay, Argentina, Ecuador, Colombia y Chile) conscientes de que una de ellas quedará fuera de la lucha.

Para Brasil, por más que aún no tiene la clasificación matemáticamente asegurada, es un hecho casi concreto que nada ni nadie le quitará un lugar en Rusia 2018.

Cómodamente líder a siete puntos de ventaja del segundo Uruguay, no hay ningún factor que indique que corra peligro su nueva participación en un Mundial.

La decimocuarta fecha comenzará en La Paz con el choque entre Bolivia y Argentina. El local, ya resignado a una nueva frustración querrá bajar al gigante y, como bien sabemos, Argentina suele sufrir y mucho en la altura, al punto que ganar en el Hernando Siles siempre ha sido una misión casi imposible.

Para colmo el presente del equipo que lidera Lionel Messi no es el mejor. Ha cosechado innumerable críticas luego de la muy floja producción ante Chile (a pesar de la afortunada victoria) y tanto la confianza como el apoyo popular decrece jornada tras jornada.

Argentina debe reivindicarse. Necesita ganar sí o sí, necesita sumar de a tres para respirar más aliviada y mantenerse en zona de clasificación directa. No hay otro camino, ya que de no traerse aunque sea un punto la continuidad de Edgardo Bauza y de muchos integrantes del plantel estará en peligro.

Pronóstico: gana Argentina

Un partido que se lleva la gran atención de la fecha es el que jugarán en el Atahualpa de Quito Ecuador y Colombia, ambos con la idéntica necesidad de ganar.

El local, luego de un arranque casi ideal, fue decayendo en su producción, mientras que la visita ha mostrado una irregularidad preocupante.

Será un duelo de alto voltaje emocional y quien sepa sobrellevar mejor la presión saldrá airoso.

Pronóstico: empate

En Santiago la selección chilena recibe a una Venezuela que juega por el orgullo. La actual campeona de América, que mereció llevarse mucho más del Monumental de Buenos Aires, tiene la gran oportunidad de recuperarse y volver a meterse entre los cinco primeros. Y seguramente no lo desaprovechará.

Pronóstico: gana Chile

Brasil volvió a ser Brasil. Queda en claro que la mano de Tite le cambió la cara a una selección que jamás pudo recuperarse del cachetazo sufrido en su propio Mundial, que Dunga nunca le pudo encontrar la vuelta y que venía caminando a los tumbos.

Hoy Brasil es una selección fuerte en todos los aspectos: anímico, estratégico, futbolístico. Y ante Paraguay lo volverá a demostrar.

Los Guaraníes tienen una sola alternativa que en llevarse un triunfo para seguir soñando, algo que en la previa suena utópico.

Pronóstico: gana Brasil

Por último en Lima, Perú se mide a Uruguay. El local llega con necesidades similares a las expuestas anteriormente sobre Paraguay. Sin embargo tendrá enfrente a una selección que llega tocada tras la dura derrota sufrida ante Brasil en el Centenario y dispuesta a no dejarse llevar por delante.

Si Perú no logra los tres puntos, estaría comenzando la despedida de toda ilusión. Para Uruguay un punto podría ser negocio, aunque depende de lo que suceda con sus contrincantes en la lucha por clasificar.

Pronóstico: empate

También te puede interesar:

La resurrección de River, con cierta polémica, toques y aclaraciones

Al límite de una nueva tragedia

Vinicius Jr, la nueva joya brasileña