La curiosa historia de los billetes de un millón de dólares que han confundido a muchos en EEUU

Jesús Del Toro
·4  min de lectura

¿Qué haría usted con un millón de dólares? Muchos responderán que gastarlo y eso es lo que, aparentemente, se disponían a hacer Amanda McCormick, de 39 años, y Linda Johnson, de 61.

Pero algo extraño había en ello.

McCormick y Johnson arribaron a una tienda Dollar General en Maryville, Tennessee, para hacer compras. Pero cuando trataron de pagar con un billete de un millón de dólares, un empleado de esa tienda llamó a la policía.

Un billete simulado de un millón de dólares. (Flickr / David Erickson / CC BY-NC 2.0)
Un billete simulado de un millón de dólares. (Flickr / David Erickson / CC BY-NC 2.0)

El gobierno estadounidense nunca ha emitido papel moneda con valor de un millón de dólares y, en general, las denominaciones más altas que han circulado fueron 10,000, 5,000 y 1,000 dólares, pero todos esos billetes han sido descontinuados desde hace décadas y muy pocos existen, mayormente en manos de coleccionistas y museos. Un certificado de oro con valor de 100,000 dólares fue emitido en 1934 pero su usó fue solo para transacciones entre entidades de la Reserva Federal estadounidense y fue descontinuado pocos años después.

Desde hace ya varias décadas, el billete de más alta denominación en Estados Unidos para uso del público es el de 100 dólares.

¿De dónde salió entonces el billete de un millón de McCormick y Johnson? ¿Pensaban ellas que era real o quizá trataron de probar su suerte en esa tienda? Sea como sea, ellas llevaban el carrito de compras lleno de artículos y varias tarjetas de regalo de diversos establecimientos. Al parecer, de acuerdo a The Smoking Gun, ellas trataron de pagar por todo ello con su mayúsculo pero falso billete.

Un alguacil se presentó en el lugar y McCormick le dijo que ese billete lo recibió por correo de parte de una iglesia, pero no supo explicar nada más. McCormick también dijo que se proponía usar el dinero para comprar artículos para atender a personas indigentes.

Johnson, quien es pariente de McCormick, se deslindó de todo el asunto, dijo no saber nada del billete y afirmó que solo estaba acompañando a su familiar.

La página web del Tesoro de Estados Unidos indica que "hemos recibido muchas preguntas sobre si el Departamento del Tesoro alguna vez produjo un billete de un millón. Personas nos han enviado copias de esos billetes. Hemos hallado que son certificados de platino no negociables, conocidos como ‘emisión especial de un millón de dólares’. Estos billetes son una serie artística limitada y protegida con derechos de autor originalmente vendidos en un dólar por una firma canadiense como objetos coleccionables. No son billetes oficiales de Estados Unidos… Por ello no son redimibles por el Departamento del Tesoro”.

Las autoridades añaden que el Servicio Secreto considera que esos billetes no violan las leyes de Estados Unidos en materia de moneda. Es decir, se trata de objetos coleccionables en forma de dinero pero que no son dinero real.

Un falso billete de un millón de dólares confiscado en Turquía. (Getty Images)
Un falso billete de un millón de dólares confiscado en Turquía. (Getty Images)

No son el único caso. Es frecuente que se impriman papeles con la forma de billetes para realizar propaganda y promociones, y en algunos casos se les asignan cifras de un millón. Pero no se trata de dinero falsificado sino, simplemente, de impresos con la apariencia de billete carentes de valor y cuya producción no tendría como motivación hacerlos pasar por dinero real.

En Etsy y en eBay, por ejemplo, se venden paquetes de billetes simulados de un millón en unos pocos dólares, y entre ellos hay los que incluyen mensajes religiosos o tienen la imagen de Benjamin Franklin, Ronald Reagan Melania Trump, la Estatua de la Libertad y hasta de los personajes cómicos conocidos como ‘los Tres Chiflados’.

No es claro qué clase de billete de un millón era el que traían consigo McCormick y Johnson, y queda la duda de si ellas pensaban que era dinero real o falso, o si sabían que no era sino un billete sin valor pero trataron de engañar con él al cajero de ese Dollar General (una cadena de tiendas de descuento).

Y quedan, como comentó The Smoking Gun, muchas preguntas sin respuesta, algunas con un inevitable tono cómico: ¿pensaban ellas pagar con ese billete y que les devolvieran el cambio? ¿Querían cargar con ese supuesto dinero las tarjetas de regalo que planeaban comprar? ¿Realmente pensaban que era un billete real de un millón de dólares o trataron de tomarle el pelo a alguien?

Al final, el alguacil solo dio a las mujeres una advertencia verbal y les dijo que no regresaran a esa tienda Dollar General. El billete fue confiscado.