El complicado legado de Kobe Bryant como campeón para el deporte femenino

Yahoo Deportes
Kobe Bryant fue un ávido defensor del deporte femenino. (Foto de Katharine Lotze/Getty Images)
Kobe Bryant fue un ávido defensor del deporte femenino. (Foto de Katharine Lotze/Getty Images)

Los aficionados a los deportes femeninos conocían muy bien a Kobe Bryant, aunque no siguieran su carrera en la que fue 18 veces All-Star con Los Angeles Lakers o no fueran testigos de los cinco campeonatos de la NBA que ganó.

Bryant estuvo presente en los juegos de la WNBA, a menudo sentado en primera fila junto a su hija, Gianna. Apareció en anuncios de baloncesto femenino de la WNBA y la NCAA, y utilizó su presencia en las redes sociales para promocionar el deporte. Cuando las personas le dijeron que necesitaba tener un hijo que le diese continuidad a su legado en el baloncesto, Bryant dijo que Gigi se encargaría de eso.

También fue un gran admirador del equipo de fútbol femenino de Estados Unidos, y su apoyo parecía genuino. No solo mantuvo el vínculo con el equipo de fútbol femenino más popular del mundo tras ganar el Mundial, sino que nunca lo ignoró. Siguió en contacto y asesoró a las jugadoras.

Sin embargo, recordar a Bryant, cuya vida terminó trágicamente el domingo en un accidente de helicóptero junto a la de Gigi y otras siete personas, como una especie de héroe feminista no sería completamente justo.

El apoyo al deporte femenino es tan solo una parte de la historia de Kobe Bryant

En medio de su gloria en la NBA y tras haberse convertido recientemente en padre, Bryant fue acusado de violar a una mujer de 19 años que trabajaba en un hotel en el que se hospedó en Colorado.

La evidencia en el caso de agresión fue suficiente para acusar formalmente a Bryant y para que los fiscales pidiesen una condena. La demandante, cuya identidad fue revelada por el equipo legal de Bryant, tuvo que enfrentarse a ataques personales y reacciones violentas, por lo que finalmente dejó de cooperar con los fiscales, y el caso fue desestimado.

Posteriormente, Bryant emitió un comunicado negociado entre los abogados.

“Quiero disculparme con la joven involucrada en este incidente”, dijo. “Quiero disculparme con ella por mi comportamiento esa noche y por las consecuencias que ha sufrido en el último año. Aunque este año ha sido increíblemente difícil para mí en lo personal, no puedo imaginar el dolor que ha tenido que soportar.

“Creo con toda certeza que ese encuentro entre nosotros fue consensuado, pero ahora reconozco que quizá ella no lo percibió o no lo percibe de la misma manera que yo”, continuó la declaración. “Tras meses de revisar la evidencia, escuchar a su abogado e incluso tener que dar su testimonio, ahora entiendo cómo se sintió al no dar su consentimiento para ese encuentro”.

Se abrió un caso civil y se resolvió fuera de los tribunales, donde los expertos legales especulan que Bryant pagó millones. En el mejor de los casos, sus palabras insinuaban que se arrepentiría durante el resto de su vida y que intentaría rectificar lo que hizo.

Luego Bryant tuvo tres hijas más, cuatro en total, y aparentemente no solo se convirtió en un buen padre, sino que intentó convertir el mundo en un lugar mejor para ellas. Quería que sus hijas tuvieran las mismas oportunidades de hacer carrera que él tuvo, y eso lo impulsó a animar a la WNBA y al USWNT con gran entusiasmo.

Y, cuando los recuerdos de las acusaciones en su contra quedaron atrapados en el pasado, esas deportistas le agradecieron su apoyo.

El apoyo de Kobe a la USWNT y WNBA

La ex delantera de la USWNT, Sydney Leroux, conoció a Bryant por primera vez porque sus hijas eran aficionadas suyas. Antes de formar parte de la lista de deportistas que ganaron la Copa Mundial de 2015, Bryant solía ofrecerle consejos.

En el otoño de 2014, le envió un mensaje de texto a Leroux: “Quiero que te preguntes en serio: ¿Qué te va a distinguir del resto y cómo lo vas a conseguir?”. Ese era el tipo de mensaje que le enviaba con regularidad, y poco después ella ganó el Mundial con la USWNT en Canadá.

Bryant expresó una vez su incomodidad porque las personas le preguntaban constantemente cuándo Estados Unidos ganaría un Mundial, como si el equipo masculino fuera el único que contase.

“Lo hemos conseguido, amigo”, dijo Bryant. “La Copa del Mundo es nuestra”.

Kobe Bryant asistía a los juegos de la WNBA de forma regular, incluida la final de 2016. (Foto de Harry How/Getty Images)
Kobe Bryant asistía a los juegos de la WNBA de forma regular, incluida la final de 2016. (Foto de Harry How/Getty Images)

Cuando la USWNT luchó contra la decisión de la FIFA de jugar la Copa Mundial Femenina 2015 en césped artificial, fue una de las celebridades que intervinieron, ofreciendo su apoyo y profundizando en el tema.

Calificó a la USWNT como un “gran ejemplo de modelos a seguir para las jóvenes afroamericanas”. Sobre la WNBA, dijo el año pasado: “No hay mejor manera de aprender que ver a los profesionales. Es increíble ser un espectador del juego de la WNBA”.

Su apoyo no fue perfecto. La semana pasada fue criticado por decir que algunas jugadoras de la WNBA podrían competir en la NBA. Lo dijo como un cumplido, pero pareció que sugería que la WNBA era inherentemente inferior a la NBA.

Sin embargo, Bryant hizo lo que muchos de sus contemporáneos no han hecho: utilizar su plataforma para promover y realzar a las deportistas.

Como dijo la leyenda de la WNBA, Rebecca Lobo, después de su impactante muerte: “Ningún jugador de la NBA apoyó tanto a la WNBA o al baloncesto universitario femenino como Kobe. Asistía a los partidos, los veía en la tele y entrenaba a la próxima generación”.

¿Cómo se recordará el apoyo de Kobe al deporte femenino?

No cabe duda de que la defensa de Bryant a favor de las mujeres en los últimos años no lo absuelve de lo que sucedió en Colorado. Y es una pena que ahora no podamos escucharlo explicar las lecciones que aprendió de aquel capítulo oscuro ya que en aquel momento, mucho antes del movimiento #MeToo, la mayoría de las personas quería dejar el pasado atrás lo más rápido posible. En realidad Bryant nunca se vio obligado a considerar su transgresión en Colorado más allá de los procedimientos legales, y ahora no nos queda más remedio que intentar descubrir cómo ese episodio encaja en su legado.

Sin embargo, la muerte de Bryant deja un enorme vacío, el espacio que ocupaba uno de los atletas masculinos más famosos del mundo con su apoyo continuo y motivación hacia las deportistas. Por complicado y desorganizado que pueda parecer su legado, ahora hay una voz menos que habla de la WNBA, el USWNT y otras atletas femeninas como sus iguales.

De hecho, el fallecimiento de Bryant es devastador para su familia y los aficionados de la NBA, pero también significa una gran pérdida para el deporte femenino. Es complicado, pero la vida también lo es.

Caitlin Murray

Qué leer a continuación