El adolescente que recibió un doble trasplante de pulmón por los daños del vapeo estuvo a "días" de morir

En una conferencia de prensa ofrecida el martes, los médicos del Hospital Henry Ford de Detroit dieron a conocer que realizaron el primer trasplante doble de pulmón en un paciente adolescente que padecía una enfermedad relacionada con el vapeo, un suceso importante en la creciente crisis de EVALI, como se le conoce a la lesión pulmonar asociada al uso de los cigarrillos electrónicos o productos de vapeo.

Los médicos en Detroit realizaron el primer trasplante de doble pulmón en un paciente con una enfermedad relacionada con el vapeo. Durante una conferencia de prensa ofrecida el martes, el doctor Hassan Nemeh mostró una imagen de los pulmones dañados y los nuevos. (Foto, Facebook: Sistema de salud del Henry Ford)
Los médicos en Detroit realizaron el primer trasplante de doble pulmón en un paciente con una enfermedad relacionada con el vapeo. Durante una conferencia de prensa ofrecida el martes, el doctor Hassan Nemeh mostró una imagen de los pulmones dañados y los nuevos. (Foto, Facebook: Sistema de salud del Henry Ford)

“Nuestro paciente adolescente habría muerto seguramente de no haber sido por el trasplante de pulmón”, les comentó a los periodistas el doctor Hassan Nemeh, especialista en cirugía torácica en Detroit, quien participó en el trasplante. Nemeh y otros médicos del Henry Ford describieron que el paciente de 17 años ingresó en un hospital local del área de Detroit a inicios de septiembre con lo que parecía ser una neumonía.

Sin embargo, la condición del adolescente empeoró y fue transferido a la unidad de cuidados intensivos del Hospital Infantil de Detroit, donde le diagnosticaron EVALI y le pusieron un soporte vital. Su salud siguió deteriorándose, por lo que incluyeron al adolescente en la lista para recibir un trasplante de pulmón y, debido a su edad y la gravedad de su condición, se le otorgó el trasplante a mediados de octubre.

Los médicos dijeron que el adolescente estuvo “a días” de morir de no haber sido por el trasplante. En la cirugía, que tardó aproximadamente seis horas, se reemplazaron ambos pulmones. Nemeh, un cirujano veterano, dijo que los pulmones estaban peor de lo que esperaba. “Nunca antes había visto unos pulmones así y llevo haciendo trasplantes de pulmón hace 20 años”, les comentó Nemeh a los periodistas el martes. “Había mucha inflamación y los pulmones tenían tantas cicatrices que tuvimos que sacarlos literalmente del pecho. Nunca antes me había enfrentado a algo así”.

Si bien aún no se ha revelado la identidad del paciente, la doctora Lisa Allenspach, directora médica del Programa de Trasplante Pulmonar del Hospital Henry Ford, compartió una declaración de la familia. “Pedimos a los médicos del Henry Ford que compartan la terrible realidad de los efectos del vapeo. Ponen en peligro la vida”, se lee en el comunicado. “Nuestra familia nunca imaginó estar en medio de esta crisis. En muy poco tiempo, nuestras vidas cambiaron para siempre”.

La familia continuó describiendo a su hijo como un atleta de 17 años “perfectamente sano” que, antes de su diagnóstico de EVALI, disfrutaba navegar con los amigos y jugar a los videojuegos. La familia dijo que nunca imaginó que el joven tuviese que despertar con dos pulmones nuevos, pero que están “eternamente agradecidos” al hospital.

La noticia llega justo después del gran descubrimiento de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades el viernes, en el que los expertos identificaron al acetato de vitamina E, una sustancia similar a la miel que se utiliza para espesar los productos de vapeo, como una de las toxinas causantes de la crisis. El día antes del anuncio, el número de casos de EVALI superaba los 2,000, extendiéndose a todos los estados excepto Alaska. Treinta y nueve de esos casos han resultado fatales, con una edad promedio de 53 años.

La enfermedad, que causa síntomas similares a la neumonía, como dificultad para respirar, tos, fiebre y diarrea, puede provocar una acumulación de líquido en los pulmones, más conocido como “pulmón húmedo”, lo que lleva a una insuficiencia pulmonar. Aunque la mayoría de las personas con EVALI finalmente se recuperan, muchos abandonan el hospital con una funcionalidad limitada y otros se ven obligados a regresar al hospital por seguir con los síntomas.

En un estudio publicado el 8 de noviembre en la revista The Lancet, los médicos de Intermountain Healthcare en Utah publicaron una guía sobre las “mejores prácticas” para el tratamiento del EVALI, que incluye el uso de esteroides orales o, en casos más graves, esteroides intravenosos para ayudar a los pacientes a recuperar la función pulmonar. Las pautas se basan en el tratamiento de 60 pacientes con EVALI en más de 200 clínicas diferentes.

La guía no menciona los trasplantes de pulmón, que se usan para reemplazar un “pulmón enfermo o con deficiencia”. Sin embargo, se han usado y actualmente se utilizan para salvar a pacientes que están gravemente enfermos, específicamente, debido a la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), una enfermedad pulmonar obstructiva a menudo causada por el hábito de fumar.

Según la Universidad de Michigan, aproximadamente 2,000 personas en Estados Unidos reciben trasplantes de pulmón cada año. Sin embargo, para el doctor Remzi Bag, director médico del programa de trasplante pulmonar en la Universidad de Michigan, la idea de los trasplantes de pulmón para los pacientes con EVALI es complicada. “Hay mucha escasez de órganos”, le confesó Bag a Yahoo Vida y Estilo. “Los programas de trasplante de pulmón tienen que encontrar la forma de determinar si el receptor sabrá cuidar bien el precioso regalo que es la donación”. Afirma además que ofrecer más trasplantes de pulmón no es la “manera adecuada de evitar la muerte por vapeo”, ya que no soluciona el problema en sí.

La doctora Ilona Jaspers, subdirectora del Centro de Medicina Ambiental, Asma y Biología Pulmonar de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, está de acuerdo con este criterio. “El trasplante de pulmón debería ser el último recurso para los pacientes con EVALI”, le dijo a Yahoo Vida y Estilo. Como una de las principales investigadoras del vapeo en Estados Unidos, espera que el enfoque se centre en la prevención y no en las cirugías invasivas.

“No creo que los trasplantes de pulmón sean el ‘procedimiento de elección’ para los pacientes con EVALI en el futuro”, dijo Jaspers. “Se debe enfatizar más en la prevención, la detección temprana y el tratamiento de la enfermedad para revertir el daño pulmonar en lugar de optar por un trasplante de pulmón. Además, de manera similar a los pacientes con EPOC, el cese del hábito de vapeo durante 6 meses o la evidencia de la disponibilidad y voluntad para dejar el hábito de vapear debería ser parte de la evaluación y la recomendación”.

Abby Haglage

Qué leer a continuación