El Eibar nunca ha vencido a Osasuna en Primera

Agencia EFE
·2  min de lectura

Pamplona, 03 feb (EFE).- Osasuna y Eibar se verán las caras el próximo domingo en El Sadar (18:30 horas) en un duelo de urgencias entre dos conjuntos llamados a luchar por la permanencia hasta el final de la temporada y en el que los guipuzcoanos nunca han vencido a los navarros en Primera.

El equipo pamplonés intentará mantener su buena relación con los armeros en Primera División en cuanto a resultados se refiere. Los guipuzcoanos nunca han ganado a sus vecinos navarros en la máxima categoría desde que se enfrentaran por primera vez en octubre de 2016.

El balance total es favorable para los rojillos con 2 victorias y 3 empates hasta la fecha. En la campaña 2016/17 los de Pamplona se llevaron los tres puntos de Ipurúa (2-3) gracias al tanto de Torres y al doblete de Sergio León en la primera vez que se enfrentaron en Primera. En la vuelta, El Sadar registró un empate a uno.

En el regreso de Osasuna a LaLiga Santander, los hombres de Jagoba Arrasate empataron de nuevo en su feudo antes de firmar en Eibar una cómoda victoria en julio del año pasado gracias a una gran actuación de Rubén García, futbolista que marcó por partida doble.

Hace tres meses y medio tuvo lugar el último enfrentamiento entre ambas escuadras, que finalizó con tablas en el marcador en lo que fue el primer empate de los rojillos en este curso.

Por otro lado, Osasuna no sabe lo que es vencer al conjunto armero en El Sadar jugando en Primera División, dato que buscarán cambiar a toda costa dentro de cuatro días a pesar de las numerosas bajas que arrastra el equipo.

Arrasate es consciente de mala suerte que está teniendo Osasuna con las lesiones, pero el de Berriatúa nunca ha sacado excusas por ello cuando las cosas van mal, poniendo todo su esfuerzo en seguir mejorando con trabajo diario.

El lunes finalizó el mercado invernal con la llegada de Ramalho como segundo refuerzo tras Manu Sánchez. Una de las grandes incógnitas es cuándo regresará a los entrenamientos Chimy Ávila.

El argentino supondría un impulso anímico para sus compañeros además de aportar su calidad en el plano futbolístico. Ayer, el rosarino publicó una imagen en redes sociales en la que se podía leer: “Contando los días para el golpe final”.

(c) Agencia EFE