Egan Bernal, una cara amable en un imperio de 90.000 millones de dólares

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·6  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Redacción deportes, 20 may (EFE).- Egan Bernal (Zipaquirá, 24 años), ganó el Tour de Francia 2019 con el maillot del Sky, un gigante de la comunicación, y al año siguiente se cubrió con otra piel con la inscripción de Ineos Grenadiers, otro gigante, pero de la industria petroquímica liderada por Jim Ratcliffe, un empresario controvertido que maneja un negocio de 90.000 millones de dólares.

Ratcliffe, ingeniero químico de 68 años, considerado el hombre más rico del Reino Unido, posee, según la revista Forbes, un patrimonio personal de 23.000 millones de euros. En 2018 recibió el rango de noble, 'Knight Bachelor'.

El dueño de la empresa y del equipo ciclista que tomó el relevo del Sky, el coloso de la comunicación y de la prensa de Rupert Murdoch, tiene dos tercios del capital de su empresa, la sede en Suiza y una cifra de negocios de 90.000 millones.

Tras desembarcar en el mundo del ciclismo en 2020, designó un presupuesto de 53 millones de euros para el nuevo Ineos Grenadiers, cifra todopoderosa, inigualable, que le permite fichar al "galáctico" que más destaque en el pelotón. Ese fue el caso de Egan Bernal, líder del equipo y con uno de los sueldos más elevados, alrededor de 3 millones de euros por temporada.

No es el ciclismo el único capricho de Ratcliffe en el mundo del deporte. El hombre que ha sido tan criticado por su actividad de fracturación hidráulica ("fracking"), sobre todo antes del inicio del Tour 2019 y que ha sufrido ataques de grupos ecologistas como Greenpeace, también sostiene varios proyectos deportivos.

Residente en Mónaco y en su momento partidario del Brexit, Ratcliffe, el fundador, presidente y socio mayoritario de Ineos Grenadiers organiza alrededor de 20 unidades de negocio independientes, cada una con su propia junta directiva.

Según relata el periodista francés Guy Roger en su reciente libro "Bernal y los hijos de la cordillera", el multimillonario británico se ha involucrado en el Britannia, el barco inglés de la Copa América 2021, con un presupuesto de 130 millones; en la Fórmula 1 con el equipo Mercedes, patrocinador principal.

En el fútbol es propietario del Niza, donde ha invertido 50 millones, del Lausanne Sports de Suiza, y su sueño es comprar el Chelsea. Además organizó la tentativa de récord mundial de Eliud Kipchoge en el maratón de Viena, con 41 liebres en acción.

Ahora, el sueño inmediato de Ratcliffe es ver nacer el vehículo todoterreno Ineos Grenadiers, similar al Jaguar Land Rover y el Land Rover Defender, objetivo que debería ver la luz en 2022.

Ineos busca dar a conocer su marca en el mundo a través del deporte, y un buen reclamo es el ciclismo, con Egan Bernal a la cabeza de un equipo que tiene otros destacados ciclistas colombianos, como Daniel Martínez, Sebastián Henao e Iván Ramiro Sosa, junto al ecuatoriano vencedor del Giro 2019 Richard Carapaz.

La imagen deportiva de un campeón como Egan Bernal respecto a una empresa y un empresario que crean controversia en algunos sectores, sirve para "suavizar" esos focos de oposición ante los daños que puede producir la industria química en el medio ambiente.

Célebres son las protestas que realizaron contra Ineos y Ratcliffe en mayo de 2019, cuando el equipo se presentó oficialmente como nuevo patrocinador del antiguo equipo de ciclismo Sky en Doncaster, en el comienzo del Tour de Yorkshire, la mejor prueba ciclista del Reino Unido

BERNAL EN COLOMBIA SUBE COMO LA ESPUMA

El Tour de Francia es pieza clave para el negocio del patrocinio y el retorno publicitario. El país galo recibe cerca de 90 millones de turistas al año, récord mundial. La carrera la siguen 15 millones de personas de manera presencial y 1.000 millones por televisión, con 100 horas de transmisión televisiva. En tres semanas, el patrocinador tiene una visibilidad triplicada por 5 con relación al valor que paga.

Egan Bernal se convirtió en 2019 en el primer colombiano ganador del Tour de Francia. Aquel año, el rol protagonista de los colombianos en Europa se reflejó con un aumento de la importación de bicicletas en un 56 % entre enero y noviembre, para totalizar 674.119 frente a las 430.931 unidades que llegaron por encomienda en 2018, según cifras de Descartes Datamyne.

Solo en Bogotá, la fiebre por el llamado "caballito de acero" aumentó los usuarios de la bici hasta 1,2 millones, que utilizan este medio para desplazarse a su trabajo o lugar de estudio, según un estudio de la Secretaría de Movilidad de la capital del país.

El éxito deportivo de Bernal no pasó inadvertido para las empresas de aquel país. El líder del Ineos es embajador de la Cerveza Andina, la nueva marca que logró, en datos de 2020, vender una ventas por valor de unos 100 millones de dólares, quedándose con algo más del 5 por ciento del mercado.

Con el soporte del ciclismo y la imagen de Bernal, Andina busca consolidarse en el país con el apoyo de un deporte que es el mas amado después del fútbol.

La compañía Central Cervecera de Colombia, de la Organización Ardila Lülle y la chilena CCU, es patrocinadora oficial de la Federación Colombiana de Ciclismo y de todas las modalidades en las que el país compite nacional e internacionalmente con su marca Cerveza Andina. El embajador es Egan Bernal.

"Queremos trabajar el concepto de llevar el ciclismo al corazón del país para que los colombianos lo vean como relevante. Para la compañía Egan Bernal representa una imagen joven, con proyección y fuerza, que le va a dar mucho peso a la plataforma deportiva de la marca", señaló Carlos Alzate, vicepresidente de mercadotecnia de Central Cervecera de Colombia en 2020 cuando se anunció el acuerdo con el ciclista.

Este patrocinio incluye recursos para financiar la participación de ciclistas colombianos en competiciones nacionales e internacionales en varias modalidades, como ruta, montaña, pista, bicicrós (BMX), en deportes olímpicos y en paralímpicos.

Los resultados en el primer año en volumen de ventas superaron la cifra de 1 millón de hectolitros, después de lanzar tres marcas: Andina, Andina Light y Natumalta, que actualmente superan los 5 puntos de participación de mercado.

A estas marcas propias se suman otras marcas que distribuye la compañía y que son internacionales: Heineken, Miller Lite y Tecate, que también han logrado consolidarse en el mercado colombiano.

La marca tuvo gran acogida a nivel nacional, pero la venta de Andina representa el 60 por ciento de ventas en Bogotá y Cundinamarca, la región de Egan Bernal, Boyacá, región de Nairo Quintana, y la Costa del Caribe, donde se registró el mayor consumo de esta marca cervecera en 2020.

(c) Agencia EFE