Eduardo Palomo y Edith González, una pareja de telenovela que se hizo inmortal

Foto: Televisa/Mezcalent Archivo
Foto: Televisa/Mezcalent Archivo

En la pantalla chica, la telenovela ‘Corazón salvaje’ (1993) representó uno de los melodramas que más se recuerdan a través de los años. Los protagonistas de esta historia, Juan del Diablo y Mónica de Altamira, fueron personajes inmortales… tal como los actores que les dieron vida.

El pasado 6 de noviembre se cumplieron 16 años de la muerte de Eduardo Palomo, a causa de un infarto fulminante. Pero este 2019 pareciera un aniversario luctuoso particular. Concide con la muerte de quien fuera su pareja en la telenovela, la actriz Edith González, quien perdió la vida el pasado 13 de junio tras complicaciones derivadas del cáncer de ovario que padecía desde 2016.

‘Corazón salvaje’ contaba la historia de un triángulo amoroso entre dos jóvenes condesas y el hijo ilegítimo de un terrateniente. Los personajes de Palomo y González fueron una de las parejas de telenovela que más atracción generó en la pantalla.

La química entre ellos lo decía todo. “Antes de entrar a escena, todo el tiempo nos besuqueábamos Eduardo y yo, o sea no andábamos, pero era un gozo y un placer besuquearnos. Besuqueaba muy rico Eduardo”, confesó alguna vez su coprotagonista.

También te puede interesar: Edith González y Eduardo Palomo, su historia en ‘Corazón salvaje’

Y agregó: “Eduardo hablaba y se te caía la baba de oírlo hablar, cuando hablaba, cuando él interpretaba a ese Juan del Diablo”.

Original de Caridad Bravo Adams, la telenovela funcionaba a muchos niveles: la historia se alejaba de los típicos relatos rosas de Televisa y mostraba escenas de pasión y personajes bien construidos, contaba con las actuaciones antagónicas de Ana Colchero y Ariel López Padilla, se grabó en locaciones como Puerto Vallarta e incluso Puerto Rico, la producción se notaba en los vestuarios y la recreación de los escenarios, y remataba con un tema musical que hasta ahora se recuerda, a cargo de Manuel Mijares. “Es una pieza atemporal, moderna, inteligente y profundamente humana”, declaró en su momento Edith González.

Curiosidades y tragedias

Al paso de los años, se han ido dando a conocer algunos detalles sobre esta telenovela. Por ejemplo, se supo que ni Eduardo Palomo ni Edith González eran las primeras opciones para dar vida a los protagonistas de ‘Corazón salvaje’. Juan del Diablo estaba pensado para ser encarnado por César Évora o incluso por Alejandro Camacho, mientras que Mónica de Altamira iba a ser interpretada por ni más ni menos que Salma Hayek, quien incluso ya había hecho algunas pruebas de vestuario.

Tras siete meses de transmisiones, la telenovela llegó a su fin en febrero de 1994. Sin embargo, el recuerdo de Juan del Diablo y Mónica de Altamira siguió vivo. De hecho, es el personaje más recordado de Eduardo Palomo y un melodrama que hizo historia. Fue vendido a más de 15 países, que incluyen Brasil, España, Venezuela, Portugal, Estado Unidos, Rumanía y Paraguay.

También te puede interesar: El proyecto que dejó inconcluso Edith González

“Es la novela más vendida de toda la historia de Televisa. Es la que más dinero ha recaudado para la empresa, muchos millones de dólares que se ganaron con esta telenovela”, comentó Edith González alguna vez.

Sin embargo, también ha sido un melodrama marcado por la tragedia. Mientras Palomo murió por un infarto fulminante y Edith debido al cáncer, la responsable de la adaptación de ‘Corazón salvaje’ también perdió la vida. Se trató de María Zarattini, quien falleció a causa de un infarto también este 2019 y a quien Televisa le debe otros éxitos como 'Alborada', ‘Tú o nadie’ o ‘Mentir para vivir’.

Después de ellos, no pareciera haber alguna pareja de ficción que se haya quedado tan marcada en la memoria colectiva. Sin duda, Eduardo Palomo y Edith González formaron una química que conquistó al mundo en televisión y se volvió inmortal.

@braham_MV

Qué leer a continuación