El sector industrial resurgirá con el ecologismo y la economía circular

Yahoo Finanzas

La actividad industrial representa un 16% del total de la economía española, un porcentaje en declive desde principios de siglo (en el año 2000, suponía un 18,7%) e inferior al objetivo marcado por la UE para este 2020, de un 20%. Sin embargo, todo apunta a que ‘el trabajo’ podría reindustrializarse en los próximos años.

La situación de emergencia climática actual está obligando a cambiar nuestros hábitos de consumo, y esto afecta directamente a la actividad económica. Empresas, instituciones y políticos hacen cada vez más referencias a la economía circular como sustitutiva de la actividad económica convencional. ¿En qué consiste exactamente este concepto y en qué se diferencia de la actividad económica actual

Tradicionalmente, el proceso económico es de ‘’usar y tirar’’, puesto que se basa en la extracción, producción, y generación de residuos. La economía circular pretende convertir esta sucesión lineal en un círculo cerrado, alargando el ciclo de vida de los productos existentes; así, una vez usados, vuelven a su origen, y se ponen de nuevo en circulación. De esta forma, se evitaría tanto la extracción de materiales nuevos como la generación de cantidad excesivas de residuos.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

Este modelo también busca reducir el consumo a nivel global, así como potenciar el reciclaje y la compra de productos duraderos. La economía tradicional puede ser útil a corto plazo, pero, con el tiempo, resulta extremadamente perjudicial para el medio ambiente.

La UE calcula que aparecerán cerca de 700.000 puestos de trabajo nuevos relacionados con el sector secundario, lo que podría provocar, poco a poco, la regeneración del tejido industrial de Europa.

También de interés:

La economía circular y el ecologismo puede hacer resurgir en el empleo en un sector en declive como el industrial, Foto: Getty Images.
La economía circular y el ecologismo puede hacer resurgir en el empleo en un sector en declive como el industrial, Foto: Getty Images.

A la par con la automatización del trabajo

En cuanto al futuro del trabajo, hay dos tendencias claras. Por una parte, es evidente que la inteligencia artificial tendrá cada vez más protagonismo en el mundo laboral, pudiendo sustituir a los propios profesionales y acabar con algunos empleos actuales; por otra, empresas e instituciones están adoptando políticas verdes, lo que conllevará la aparición de empleos relacionados con la transición ecológica.

Si bien es cierto que la tecnología es capaz de automatizar una gran cantidad de tareas manuales, el tipo de trabajo asociado a este proceso suele requerir cierto nivel de cualificación, ya que necesita trabajadores con conocimientos necesarios para el diseño, implementación y reparación de los robots, o la aplicación de tecnologías como el blockchain para la simplificación de tareas. Los empleos verdes, por otro lado, están relacionados el ciclo de vida del producto en su totalidad, desde el diseño al reciclaje, pudiendo ser realizados por diferentes perfiles profesionales. Además, no están tan expuestos a la sustitución por parte de la inteligencia artificial, aunque sí podrán trabajar a la par con las nuevas tecnologías, que resultan de gran utilidad a la hora de agilizar el proceso de separación y tratamiento de residuos en las plantas.

La Comisión Europea presentó un Plan de Acción para la Economía circular en 2015, con diferentes medidas de actuación para el periodo 2015-2020.  Dicho plan afecta a las diferentes etapas de vida de los productos, así como a aquellas áreas que la UE considera prioritarias: los plásticos, el desperdicio alimentario orgánico, las materias primas críticas, la construcción y la demolición y los productos de base biológica.

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico del Gobierno de España, por su parte, ya planeó en 2019 la creación de una Estrategia de Economía Circular propia. Paralizada por la inestabilidad política de los últimos meses, se espera que el gobierno de coalición retome esta interesante propuesta, centrada en torno a la reducción del consumo de materias primas en un 30% para 2030 en relación con el PIB español, el reciclaje de hasta un 60% de los residuos municipales y del 70% de los envases y la creación de cerca de 120.000 puestos de trabajo nuevos, relacionados con el reciclaje y el tratamiento de residuos.

Laotracaradelamoneda

IDNET Noticias

Qué leer a continuación