Gobierno dice que la economía de Brasil puede seguir recuperándose sin ayudas

Agencia EFE
·4  min de lectura

Río de Janeiro, 3 dic (EFE).- El Gobierno brasileño destacó este jueves el fuerte salto de la economía en el tercer trimestre, del 7,7 %, que confirma su previsión de que la recuperación tendrá un formato de "V" tras la crisis provocada por la pandemia, y dijo que eso ya le permite suspender los subsidios que venía otorgando.

"La fuerte recuperación de la actividad, del empleo formal y del crédito en este semestre pavimentan el camino para que la economía siga avanzando en el primer semestre de 2021 sin la necesidad de auxilios gubernamentales", según la nota en que el Ministerio de Economía comentó el resultado del PIB en el tercer trimestre.

De acuerdo con los datos divulgados este jueves por el Gobierno, el PIB de Brasil creció un 7,7 % en el tercer trimestre con respecto al segundo, su mayor salto histórico en el período, pero un rebote aún insuficiente para revertir la también caída récord del 9,6 % que sufrió entre abril y junio por la pandemia del coronavirus.

El PIB de la mayor economía suramericana acumula una contracción del 5,0 % en los nueve primeros meses frente al mismo período de 2019 y del 3,4 % en los últimos 12 meses hasta septiembre frente al período entre octubre de 2018 y septiembre de 2019.

La sólida recuperación del tercer trimestre, provocada por la rápida retomada de las actividades paralizadas por las medidas de distanciamiento social para frenar el coronavirus, permitió a Brasil salir del estado de recesión técnica en que había caído en julio, cuando completó dos trimestres seguidos de crecimiento negativo.

Para el Gobierno, los datos permiten prever que ese ritmo seguirá en los próximos meses y que Brasil superará la retracción provocada por la pandemia.

"El resultado del PIB en el tercer trimestre muestra una fuerte recuperación de la economía y confirma la retomada de la actividad en formato de "V"", aseguró en su nota el Ministerio de Economía, que siempre insistió en que a la fuerte retracción provocada por la pandemia le seguiría una rápida recuperación al mismo ritmo.

GOBIERNO PREVÉ CRECIMIENTO EN ÚLTIMO TRIMESTRE DE 2020 Y EN 2021

"Los indicadores coincidentes sugieren que la tendencia de crecimiento del PIB se mantendrá en los últimos meses del año y confirman la expectativa de crecimiento elevado en el segundo semestre", agrega el comunicado del Ministerio.

Los datos indican, según la nota, que la economía brasileña ganó "tracción para mantener la retomada económica en 2021".

La previsión tanto del Gobierno como de los economistas es que Brasil termine 2020 con una retracción económica del 4,5 % y que comience a recuperarse en 2021, con un crecimiento del 3,0 %.

Para el ministerio, que ha manifestado su preocupación con el histórico déficit en las cuentas públicas provocado por la pandemia, la economía ya entró en una senda de recuperación en la que puede continuar en los próximos meses sin la necesidad de que el Gobierno siga distribuyendo subsidios.

El Gobierno del presidente Jair Bolsonaro pretende suspender a partir de este mes los subsidios que venía distribuyendo entre personas de escasos recursos, desempleados e informales para ayudarlos a paliar los efectos de la pandemia, así como las ayudas que ha concedido a empresas.

Algunos economistas, sin embargo, alertan que el consumo de las familias, principal motor económico en un país de 210 millones de habitantes, puede sufrir una fuerte caída en 2021 en caso de que el Gobierno suspenda los subsidios que distribuye mensualmente.

"Es importante frisar que la retomada de las actividades y del empleo que se registró en los últimos meses compensará la reducción de los auxilios", respondió el ministerio.

De acuerdo con la nota, otro factor que permitirá que el consumo siga creciendo sin las ayudas gubernamentales es la mejoría de las condiciones financieras, y citó la fuerte elevación de la tasa de ahorro en el tercer trimestre de este año, hasta el equivalente al 17,3 % de PIB, su mayor nivel para el período desde 2013.

La subida de la tasa de ahorro "señala que la trayectoria del consumo será suavizada al comienzo de 2021 sin la necesidad de los auxilios".

"El escudo de políticas sociales creado para amenizar el sufrimiento económico y social causado por la pandemia debe ser desarmado y dar espacio a la agenda de reformas estructurales y de consolidación fiscal, único medio para que la recuperación se mantenga pujante", asegura el ministerio.

Para la cartera de Economía, la economía brasileña tan sólo alcanzará un ciclo sostenido de crecimiento con medidas de ajuste fiscal que "corrijan la mala distribución de los recursos, aumenten la productividad e incentiven la expansión del sector privado".

(c) Agencia EFE