Dybala, el heredero de Messi que es hincha de Boca

Pese a nacer en Córdoba y realizar todas las Inferiores en Instituto, la Joya no reniega de su amor por el Xeneize, el cuadro del que era su papá.

Corría octubre de 2011 e Instituto comenzaba a perfilarse como uno de los principales candidatos al ascenso en la B Nacional, de la mano de un juvenil que todavía no había cumplido 18 años: Paulo Dybala, autor de un triplete en la goleada 4-0 sobre Atlanta en la jornada anterior a enfrentarse al gigante caído en desgracia, River. "A partir de ahora comienza la semana más importante de mi carrera", aseguraba tras el partido la Joya que ilusionaba a todos en la Gloria. ¿Por qué? Sencillo: "Soy hincha de Boca", confesaba el juvenil.

A pesar de estar completamente identificado con el conjunto cordobés y de mostrar más de una vez su cariño por el club que lo formó como futbolista ("Instituto es como mi mamá, la que me ayudó a crecer, la que me enseñó todas las cosas", afirmó alguna vez), el delantero jamás ocultó su amor por el Xeneize: "Es el equipo que le gustaba a mi padre Adolfo, que falleció. Él me transfirió esa pasión y algún día me gustaría jugar ahí, pero para eso hay tiempo", reveló en una entrevista con La Gazzetta dello Sport cuando todavía jugaba en Palermo. 

De todos modos, si en el club de la Ribera se ilusionan con ver a Dybala con la azul y oro, deberán esperar un largo tiempo: el atacante acaba de renovar su contrato con Juventus hasta 2022.