Dwight Howard dice que "vivió un calvario" por ser señalado por gay y por ser "un cáncer para el vestuario"

LA NACION
lanacion.com

Fue un momento de catarsis para la estrella de la NBA. Quedó en claro que necesitaba descargarse y aprovechó la oportunidad. Dwight Howard , uno de los talentos más impactantes cuando irrumpió en Orlando Magic, siente que su carrera se llenó de sombras. Un pivote dominante que carga con la cruz de ser mirado con una lupa porque lo consideran "un cáncer para el vestuario". Pero desde su último año en Washington Wizards, las cosas se le volvieron más intensas: no pudo sumar minutos porque una lesión en la espalda que lo afectó y quedó en el centro de la escena cuando una transexual aseguró que era su novia y que Howard la había amenazado y acosado sexualmente.

Se mantuvo en silencio durante mucho tiempo Howard, que fue 8 veces All Star. Pero en una entrevista que le brindó a Fox Sports 1, el flamante pivote de Memphis Grizzlies, trató de explicar cómo se siente: "No soy gay. Hay mucha gente que lo es y tienen que esconderse... Es gente que sufre por esa situación y tienen que ocultarse. Es gente que tiene diferentes problemas en la vida por no poder decir lo que sienten. Tienen que poner una máscara todos los días. Yo no quiero usar ninguna máscara. Sólo quiero ser y no tener que callar nada".

La transexual, Masin Elije, asegura que fue "acosada sexualmente, amenazada y manipulada" por Howard y adjuntó una serie de mensajes con los que intenta demostrar su relación con el pivote. Y respecto a esto, Howard comentó: "¿Por qué alguien que no he visto en mi vida dice todo eso sobre mi? Al principio dolió pasar por todo esto. Dolía. Pero me senté en casa en plan 'No quiero volver a salir de aquí' y me preguntaba: ¿Por qué".

Asegura que pese a todo lo que ha sufrido durante todo este proceso, terminó sacando una lectura positiva de lo que dice haber sufrido: "He visto todo el odio, odio en estado puro, de gente que ni siquiera conozco. Y creo que al final todo esto me ha liberado porque he visto cómo se siente mucha gente. La gente tiene miedo de ser quien es realmente. Tienen miedo de dar un paso al frente y ser como son porque están asustados por lo que los demás pueden decir o pensar de ellos. Esta situación me ha hecho darme cuenta de que no quiero ser así. Quiero ser libre".

En la charla con Fox, Howard recorrió cada uno de los puntos de su vida y explicó cómo se siente por haber recibido tantas críticas en su carrera, pero lo que más lo inquieta es que lo consideren tóxico dentro de un vestuario: "Nunca trataría de destruir un equipo. No soy una mala persona. Nunca he sido una mala persona en el vestuario. Todo eso son solo mentiras para tratar de justificar mis traspasos o mis salidas [N. de la R: Orlango Magic, Los Angeles Lakers, Houston Rockets, Atlanta Hawks, Charlotte Hornets, Washington y Memphis]. Pero cualquiera que me conozca, dentro o fuera de la cancha, sabrá que nunca hje sido un cáncer para el vestuario. Jamás trataría de destruir un equipo, pero esa es la leyenda que dicen de mí, porque no pueden decir otra cosa. En un momento dado dijeron que era un buen compañero, que sonreía demasiado en la cancha".

Qué leer a continuación