Los DT interinos dan un paso al frente en la Superliga

Francisco Schiavo
lanacion.com

Las vueltas del fútbol pusieron a Huracán, San Lorenzo e Independiente en un mismo punto de partida. Los tres coincidieron en idéntica receta para salir adelante en complicados momentos de la Superliga, cuando las apuestas salieron mal y las flojas campañas exigían cambios inmediatos. Juan Pablo Vojvoda fue despedido en el Globo tras la derrota ante River por 4-0, por la 6ª fecha, y Néstor Apuzzo, coordinador de los juveniles, aceptó "dar una mano". La situación se replicó en los Rojos, tras la salida de Sebastián Beccacece, tras la eliminación de la Copa Argentina frente a Lanús, y en el Ciclón, al que Juan Pizzi abandonó tras la caída con Defensa y Justicia por 3-1, por la 11ª jornada. Ricardo Berón, en Avellaneda, y Diego Monarriz, en el Bajo Flores, fueron soluciones inmediatas, aunque no tan temporales como se pensaba en un principio. Según confirmaron las dirigencias, los tres seguirán hasta diciembre próximo, cuando empezará el receso de verano. ¿Después? Ya quién sabe.

Un histórico en el Globo

Apuzzo se hizo cargo de Huracán de manera interina por novena vez en su carrera. La ligazón es única. También en su momento quedó confirmado al frente del equipo y el conjunto de Parque Patricios vivió una etapa increíble, con las conquistas de la Copa Argentina 2013/14, la Supercopa 2014 y el ascenso a la primera división 2014.

Una vez que los resultados ya no lo acompañaron, el club tuvo un mérito importante: le respetó en el cargo en los juveniles, una situación que no se da en todos lados. Ahora volvió, reacomodó al equipo y hasta ganó después de mucho tiempo el clásico ante San Lorenzo (2-0, por la 10ª fecha).

"Estoy para lo que el club necesite: un partido o el resto del campeonato", había dicho el DT. Todo indica que será para lo segundo, ya que el presidente Alejandro Nadur no tiene un candidato firme en vista y el club precisa proyectar más juveniles entre los titulares.

Buen ánimo en Avellaneda

Cuando la situación de Beccacece en Independiente ya era insostenible y el final estaba escrito, era un hecho que Hugo Moyano recurriría a Berón. Un empate y dos triunfos cambiaron el humor casi de un día para el otro. También el clima interno de un plantel que ahora parece liberado. Y otra vez los mismos parámetros. Una economía inestable, la necesidad de reducir contratos y, por ende, aferrarse a los más jóvenes, más la falta de un nombre de consenso general alientan la posibilidad de que Berón también continúe el año próximo.

El entrenador se movió con lógica. Puso en su puesto a cada futbolista y se alejó de los experimentos. Le devolvió su lugar a Nicolás Domingo, uno de los preferidos por la gente y marginado por Beccacece, y les devolvió la confianza a algunos futbolistas de bajo rendimiento, como Silvio Romero, goleador del certamen, con ocho tantos, y Gastón Silva, por ejemplo.

Un punto fundamental será resolver la contratación de un secretario deportivo. Independiente empezó las conversaciones con Diego Forlán y con Daniel Montenegro. A partir de entonces habrá más certezas.

Gorosito, en espera

Marcelo Tinelli sorprendió a todos. Unas horas antes del encuentro ante Argentinos habló del conocido interés de San Lorenzo por Néstor Gorosito. Pero después de la victoria por 3-0 ratificó que Monarriz completará 2019 al frente de la dirección técnica azulgrana.

Monarriz asumió justo contra Berón y el Ciclón perdió 2-1. Después llegó el convincente éxito frente a Argentinos. ¿Qué pasó con Gorosito? La lenta negociación para desvincularse de Tigre enfrió el tema. Eso y, claro, el resarcimiento cercano a los 400.000 dólares que exige el club de Victoria para rescindir el vínculo del entrenador. San Lorenzo no quiere hacerse cargo del pago. Gorosito, mucho menos.

"Diego es un gran técnico. Lo venimos viendo hace muchos años en el club y siempre admiramos como juega la reserva, su trabajo y el entendimiento que tiene con Tocalli (Hugo)", explicó Tinelli. El Ciclón también cuenta con un plantel caro y numeroso. Por eso habrá cambios más allá de la situación del director técnico y podría dejar el club varios apellidos de peso.

La situación, por contexto y protagonistas, recuerda al momento en el que asumió Claudio Biaggio desde las inferiores y después fue confirmado como entrenador definitivo.

Tres casos. Tres apuestas. Una misma intención.

Qué leer a continuación